Ocio

La música ‘online’ salva a la industria del disco

El sector creció un 1,7% en 2016 y acumula tres años consecutivos de ascensos

La música ‘online’ salva a la industria del disco
Reuters

Spotify salva la industria patria del disco. El consumo de música a través de internet remolca por tercer año consecutivo las ventas de un sector marcado por las descargas ilegales, según los datos facilitados ayer por la patronal del sector (Promusicae). En 2016 el dato repuntó un 1,7% y acumula el tercer ejercicio en datos tímidamente positivos.

Este ha sido el año del desempate entre consumo de música en dispositivos físicos y online. El año pasado se repartían cada uno de estos flancos un 59% y un 49% del mercado, respectivamente. Pero en 2016 seis de cada diez ventas de música se hacieron ya a través de la red. Al superar los 100 millones de facturación y crecer más de un 25% con respecto al año anterior, 2016 ha sido el primer año en el que alcanzan al volumen de negocio consignado en las tiendas físicas. Estas se quedan con un 37,8% de la cuota de mercado, que han caído un 22% en los últimos 12 meses.

El arreón del mercado online lo explica la buena evolución de plataformas de streaming tipo Spotify, Apple Music o Google Play. Entre todas ellas generan 87,5 millones, de los cuales 62 provienen de modelos gratuitos y financiados por publicidad y 25,3 de los que subsisten gracias al pago de suscriptores. Los primeros crecen un 25% con respecto al año anterior, mientras que la segunda modealidad aumenta un 37,4%. Sin embargo, es el consumo a través del móvil el que mas ha crecido en 2016 –se ha disparado más de un 49%, aunque aún suponen una pequeña cuota de mercado. Las descargas legales (en las que el consumidor paga una cantidad de dinero para disponer de ella en su dispositivo) caen por el contrario un 16%.

En cuanto a las ventas físicas, se mantuvieron gracias a la resurrección del vinilo. Este formato es el único que creció con respecto al ejercicio anterior, un 19,6%, con 433.000 unidades vendidas. Promusicae ve aquí una de las claves de crecimiento de cara al futuro. La patronal destacó la expectativas que ofrece el formato más tradicional en España con respecto al comportamiento de los mercados de EE UU y el Reino Unidos. "La aparición de tiendas especializadas en este formato y el interés que despierta en los menores de 25 años" ha hecho que en estos países haya alcanzado a los ingresos por internet.

El rey aún sigue siendo el CD. Este formato acumula más de un millón de ventas, a pesar de caer un 18%. Peor les fue a los sencillos o LPs. Se desplomaron un 91% hasta la testimonial cifra de 11.000 ventas.

Todo ello supone un dato lejano a las cuotas que registraba el sector hace 15 años. En 2001 esta industria generaba más de 603 millones y a partir de ahí no hizo sino caer hasta 2014, cuando tocó un suelo inferior a los 100 millones de ingresos. En este tiempo se contrajo un 83%, una cifra mitigada por los tímidos crecimientos de los tres últimos ejercicios. En este tiempo el dato ha repuntado un 30%.

Un resultado insuficiente en opinión del presidente de Promusicae, Antonio Guisasola. El responsable de la patronal discográfica reclamó en una nota de prensa un esfuerzo del Gobierno por "apostar por la creatividad musical de nuestro país como vehículo cultural". En concreto, se refirió a la puesta en marcha de un plan que proteja a la música grabada y favorezca su distribución frente a la piratía con el objetivo de consolidar esta tendencia de ligera recuperación. "Hemos llegado hasta aquí solos y sin ayudas", denunció y puso como ejemplo la fuerte presencia de la industria española en plataformas como Netflix.

Normas