Encuesta de KPMG

Las empresas españolas se preparan para el efecto del ‘brexit’

KPMG revela que el 22% de las compañías ya tiene plan de contingencia y otro 43% lo ultima

La depreciación de la libra y una caída del PIB británico son los impactos más temidos

Las empresas españolas se preparan para el efecto del ‘brexit’ Ampliar foto

Reino Unido es en la actualidad el cuarto destino de las exportaciones españolas, el segundo receptor de las inversiones directas españolas en el exterior en términos acumulados, el tercer inversor extranjero en España, el principal emisor de turistas y también el mayor comprador extranjero de vivienda libre en las costas españolas. Por ello, la salida del Reino Unido de la Unión Europea y el futuro aún incierto de las relaciones económicas y comerciales entre ambas partes supone uno de los mayores retos a los que deberán enfrentarse las empresas en los próximos años.

Para medir hasta qué punto están preparadas las compañías para sortear las consecuencias del brexit, KPMG ha efectuado una encuesta a cerca de 3.000 directivos españoles, de los que al menos la mitad pertenece a sociedades con intereses en Reino Unido.

Este estudio ha revelado que los efectos macroeconómicos que más temen las empresas españolas son la depreciación de la libra (que es ya del entorno del 10% desde la celebración del referéndum) y la reducción del crecimiento del PIB de Reino Unido. Otras consecuencias que previsiblemente tendrá el brexit para las empresas españolas es la posible aplicación de aranceles, así como los cambios regulatorios que llevará aparejado el nuevo escenario que resulte de las negociaciones entre Londres y Bruselas.

Así, por áreas de su negocio, las empresas encuestadas consideran que este proceso afectará sobre todo a los departamentos financieros (51%), el fiscal (36%), a su modelo de negocio (35%), al departamento legal (33%) y a sus cadenas de suministro (31%).

En lo que sí que parece haber consenso es que un acontecimiento de esta trascendencia requiere que las compañías se planifiquen. Pues bien, el informe pone de manifiesto que cuando aún no se han iniciado las negociaciones para determinar las condiciones de la desconexión, un 22% de las empresas ya cuenta con un plan de contingencia y otro 43% de los encuestados piensa elaborarlo próximamente.

Repercusión sectorial

En cualquier caso, no en todos los sectores de actividad la preocupación es la misma. En este sentido, la depreciación de la libra desvela sobre todo a quienes operan en negocios relacionados con el turismo y el ocio (en un 77% de las respuestas), seguido por el sector financiero (66%) y la distribución y el consumo (65%). En cambio, una previsible contracción de la economía británica es especialmente negativa para el sector de las infraestructuras (71%), seguido de nuevo por el turismo y el ocio (67%) y el sector financiero (64%).

KPMG destaca, asimismo, el potencial efecto de las barreras arancelarias en los sectores de la automoción (71%), distribución y consumo (65%) y transporte (63%), así como el impacto que podrían tener los cambios regulatorios en los servicios profesionales (63%), el mercado financiero (59%) y el sector de la energía y los recursos naturales (57%).

Por último, y aunque este proceso supone sin duda un reto para muchas compañías españolas, más de la mitad de las entidades encuestadas admite (19%) o no descarta (36%) que el brexit pueda al mismo tiempo generar nuevas oportunidades de negocio. Las respuestas varían según el sector de actividad al que pertenezcan los consultados. Los directivos de servicios profesionales son los que se muestran más optimistas con un 56% de respuestas que insisten en que la salida de Reino Unido de la UE se traducirá en mayor actividad para su compañía. Les siguen los ejecutivos del sector financiero (32%) y los de tecnología, telecomunicaciones y medios, con el 27%. En el extremo opuesto, se sitúan los empresarios de la automoción, con solo un 7% de convencidos de que el divorcio de Reino Unido de la UE brindará nuevas oportunidades de negocio.

Normas