Devolverá en oficina lo cobrado de más

Bankia abre un proceso exprés para pagar por cláusula suelo

La devolución puede ser en metálico o con amortización de capital pendiente

La entidad calculó un coste adicional por la devolución retroactiva de 100 millones de euros

El banco espera ahorrarse 100 millones en costas judiciales

Bankia devolverá a sus clientes lo cobrado de más por cláusulas suelo más intereses de demora

Bankia ha anunciado hoy la puesta en marcha de un procedimiento exprés en sus oficinas para devolver a los clientes con cláusula suelo lo cobrado de más, ya sea en metálico o con la amortización de pago pendiente de la hipoteca. Esta iniciativa tiene por objetivo ahorrarse 100 millones en costes judiciales. Bankia, de hecho, no ha sido aún condenada a devolver el dinero de las cláusulas suelo, ya que solo hay unas sentencias recurribles en su contra.

Este procedimiento se pone en marcha tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado 21 de diciembre de 2016 y el Real Decreto Ley 1/2017 aprobado por el Gobierno español el 20 de enero. Bankia, que no está afectada por la citada sentencia ni por las del Tribunal Supremo español sobre esta materia, atenderá los casos que sean análogos a los recogidos en las mismas, según explica la entidad en una nota. El banco ya retiró estas cláusulas de sus préstamos a particulares en septiembre de 2015. 

Bankia enviará en los próximos días una comunicación en la que se informará de la apertura del proceso. Para acogerse al procedimiento, los clientes solo deben acudir a su oficina de Bankia. Allí dispondrán de una plantilla de solicitud de la restitución de las cantidades cobradas de más. En la mayoría de los casos, se tendrá precalculado el importe a devolver. José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, ha explicado en rueda de prensa que la entidad devolverá lo cobrado de más a un total de 60.000 clientes afectados, que controlan el 3% del crédito de la entidad.

Una vez analizado que el cliente forma parte del colectivo amparado por este proceso se le ofrecerá el abono de la cantidad a devolver más el interés legal del dinero de todo el periodo, de forma que “obtendrá, a través de un proceso ágil, sencillo y transparente, la misma cuantía que potencialmente podría conseguir con un fallo judicial favorable, evitando gastos y demoras”, explica la entidad.

El cliente podrá elegir entre ingreso de efectivo en su cuenta o amortizar capital pendiente de pago de su hipoteca. El pago, si lo desea, se puede hacer de forma inmediata en el mismo acto. 

A partir del viernes día 3 estará disponible en la página web corporativa de Bankia (www.bankia.com), así como en el apartado dedicado a atención al cliente de la web de usuarios (www.bankia.es/es/particulares/atencion-cliente) toda la información sobre este proceso.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, anunció que “hemos decidido abrir un procedimiento ágil, sencillo y transparente para que los clientes puedan solicitar la devolución del dinero cobrado de más por las cláusulas suelo”. 

“Lo hacemos porque es la mejor opción para nuestros clientes, pero también para Bankia y sus accionistas. Los clientes afectados pueden recuperar su dinero de forma muy rápida y evitamos las demoras y los gastos asociados a procedimientos judiciales que, por propia experiencia, sabemos que son elevados”, remarcó Goirigolzarri. El presidente de la entidad ha señalado que la entidad se ha ahorrado 400 millones de euros en costas judiciales gracias a la decisión de facilitar la indemnización a sus clientes tanto por la venta de preferentes como por la salida a Bolsa de Bankia. 

Goirigolzarri añadió que se trata de una “solución excelente” para el cliente que consigue una compensación inmediata, pero también para los accionistas del propio banco porque en el 90% de los casos los tribunales están dando la razón a los afectados de las cláusulas suelo y con esta fórmula se está minimizando los gastos judiciales.

En el caso de las cláusulas suelo Goirigolzarri no explicó cuanto podría ahorrarse Bankia en costas judiciales por el procedimiento de devolución que pondrá en marcha la entidad, pero aseguró que en el caso de la devolución del dinero de las acciones de la salida a Bolsa del banco entre el 50% al 60% fueron gastos judiciales. Es decir, "de cada 100 euros devueltos, 50 gastábamos" por la vía judicial. De esta forma, se supone que Bankia podría ahorrarse ahora unos 110 millones de euros con este procedimiento de devolución casi generalizado a sus clientes.

Preguntado en la rueda de prensa sobre si el mecanismo de devolución del dinero de las cláusulas suelo por parte de Bankia supone marcar una distancia con el resto de entidades que han optado por aplicar el real decreto del Gobierno, Goirigolzarri apuntó que "esto no nos toca a nosotros, lo que toca a Bankia es preservar el patrimonio de los accionistas" y evitar gastos. "Cada uno tomará su decisión y la vida dirá quién acierta y quién no acierta".

El banquero también explicó que cualquier cliente podrá reclamar el dinero de su cláusula suelo siempre que sea una persona física. “No habrá filtro previo, pero algunos casos muy específicos, los trataremos de manera muy diferente”, matizó, y como ejemplo añadió que una persona como el responsable de la asesoría jurídica de Bankia no podría pedir esta devolución.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha aplaudido hoy la iniciativa de Bankia de poner en marcha un procedimiento exprés para devolver las cláusulas suelo, pero ha recomendado a los afectados que, antes de firmar algo, verifiquen el importe que les ofrece la entidad.

Bankia decidió provisionar el cien por cien de su riesgo en cláusula suelo tras conocer la sentencia europea del 21 de diciembre, anunciando que dotaría 100 millones adicionales a los 114 que ya había provisionado para el periodo 2009 a 2013. 

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha enviado una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que le pide que el Ejecutivo deje sin efecto el real decreto aprobado que fija el mecanismo extrajudicial para la devolución de las cantidades indebidamente cobradas por las cláusulas suelo y fije otro con el que se evite que la decisión de Bankia sea una “excepción”.

 


A favor de algunos cambios en la ley hipotecaria

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, considera que hay cosas que se pueden mejorar en la ley hipotecaria para dar mayor seguridad jurídica. Pero como ya hiciera hace unas semanas, y como mantiene el resto de sus homólogos, ha pedido no olvidar “las cosas buenas” de la actual legislación que han permitido que más del 80% de los españoles hayan adquirido su vivienda.

Este porcentaje sólo lo supera Eslovaquia en la Unión Europa, donde la media es que el 61% de la población viva en una vivienda de su propiedad, y está muy por encima del 59% de Francia o el 44% de Alemania, ha explicado el banquero en rueda de prensa.

Facilitó otros datos como que las hipotecas españolas hoy son más baratas que en 2008. Ese año una hipoteca media costaba 8.365 euros al año, y ahora ese gasto se ha reducido a 5.564 euros, como consecuencia de los bajos tipos de interés del BCE.  Esta última cifra compara, además, con los 6.687 euros que paga un alemán por la misma hipoteca, según ha expuesto el presidente de Bankia.

Y eso se debe a la actual legislación hipotecaria, que el Gobierno quiere actualizar para adaptarse a la directiva comunitaria, explicó el banquero, que añadió que estos datos son una muestra más de que el sistema bancario español es “muy competitivo”, lo que se traduce en que el coste de las hipotecas en España esté claramente por debajo de la Unión Europea.

En el caso de Bankia, Goirigolzarri ha recordado que el banco ofrece tanto hipotecas a tipo variable como fijo y, aunque cada cliente elige cuál prefiere, él a un amigo suyo le recomendaría que se endeudara a tipo fijo porque ahora los tipos de interés están en un momento históricamente bajo.

Al margen de las hipotecas, las pymes españolas también se financian a un coste menor que el resto de las pymes europeas, incluidas las alemanas, a pesar de que allí el coste de financiación del propio país es menor que el de España.

Por todo ello, Goirigolzarri ha reflexionado sobre la mala reputación del sector, un tema que le preocupa especialmente, porque considera que “la banca no puede ser el chivo expiatorio” de todo.

“Si la banca no es rentable, no puede incrementar su cartera de crédito, no puede financiar la economía y ésta no crece”, ha advertido, por lo que, en su opinión, es muy importante el sistema financiero para el país.

Aún así, ha admitido que “por supuesto” hay cosas que mejorar.

Normas