BMN también devolverá lo cobrado por cláusulas suelo

Sigue los pasos de Bankia e informará a sus clientes esta semana

Sede del banco BMN en la calle Cedaceros de Madrid.
Sede del banco BMN en la calle Cedaceros de Madrid.

La banca pública predica con el ejemplo en el caso de las controvertidas cláusulas suelo y se decanta por devolver todo lo cobrado por estas condiciones hipotecarias sin mantener un pulso sobre su legitimidad.

Horas después de que lo anunciara Bankia, fuentes de BMN reconocen que la entidad seguirá los pasos de la mayor entidad nacionalizada del país e informará esta semana a sus clientes del procedimiento a seguir para recuperar el dinero.

Las oficinas de BMN ya tienen los formularios preparados para solicitar la devolución, aseveran desde la entidad, donde matizan que se procederá a devolver el dinero cobrado por cláusulas suelo a todos aquellos a quienes les corresponda.

Estas mismas voces detallan que el proceso se centra únicamente en estas cláusulas pues hay quien ha acudido a las entidades a reclamar el dinero de la constitución de la hipoteca, cuyo reparto se viene poniendo en duda tras una sentencia del Tribunal Supremo que declara abusivo que todos los gastos sean cargados al cliente, pero que no se abordará mediante esta vía.

La respuesta de Bankia y BMN, dos entidades en manos del Estado, contrasta con la defensa cerrada que mantienen otras entidades financieras sobre sus cláusulas suelo, alegando que son suficientemente transparentes y por tanto legítimas, como defienden Sabadell o Unicaja.

Las cláusulas de estas entidades han sido objeto de sentencias de diverso signo en los tribunales, pero están pendientes de analizar por el Tribuanl Supremo que será quien finalmente aclare si son consideradas nulas como ocurrió con las de BBVA, Cajamar, Novagalicia (hoy Abanca) o buena parte de las de Popular.

El Gobierno ha habilitado, por decreto, un sistema de negociación extrajudicial que obliga a la banca a sentarse a negociar con sus clientes y a ofrecerles una respuesta en menos de tres meses con el objetivo de evitar que los procesos por cláusulas suelo colapsen los juzgados.

Las entidades que defienden sus condiciones hipotecarias, sin embargo, ofrecerá previsiblemente una respuesta negativa generalizada, aunque con excepciones, y acabarán finalmente en los tribunales mientras que Bankia y BMN tratan de desactivar con el anuncio de hoy que tarde o temprano se les forme un nuevo frente judicial. 

El paso acerca posturas además entre dos entidades financieras que el Gobierno tiene previsto fusionar, para tratar de potenciar el valor de las participadas del FROB, si no ha ninguna otra entidad privada que puje por BMN.

Fuentes del sector financiero han criticado, sin embargo, que estas entidades puedan tomar decisiones de este tipo disparando con pólvora del rey, es decir, tirando de los recursos públicos con que cuentan en calidad de rescatadas.

Bankia ha provisionado 214 millones de euros para hacer frente a las devoluciones potenciales mientras que BMN ha dotado 80 millones para esta contingencia.

Normas