Aerolíneas

Fomento impondrá nuevas rebajas a Aena si el tráfico bate previsiones

Revisará el DORA si el alza fijado en pasajeros se supera en diez puntos

Pasajeros de la red Aena Ampliar foto

Las aerolíneas tendrán nuevos recortes en las tarifas aeroportuarias si el turismo vuelve a batir claramente las previsiones oficiales. Se trata de uno de los guiños que ha hecho el Ministerio de Fomento al sector aéreo en el nuevo DORA, que fija los precios de operar en los aeropuertos españoles entre 2017 y 2021, y en el que ya se concede una rebaja tarifaria del 2,2% anual en los próximos cinco ejercicios.

En el documento, que obtuvo el viernes la bendición del Consejo de Ministros, se advierte de una situación excepcional por la que se modificaría el DORA: “Un incremento anual del tráfico de pasajeros en el conjunto de la red que supere en 10 puntos porcentuales a los valores inicialmente previstos durante alguno de los años del periodo 2017-2021”. Al respecto, Fomento, a través de la Dirección General de Aviación Civil, impone que la citada revisión “se entenderá solamente a los efectos de revertir al sistema los ingresos sobrevenidos por incrementos en el tráfico excepcionalmente altos”.

Aumento moderado

El DORA prevé crecimientos “moderados” de tráfico en los próximos cinco años en comparación con la explosión del 11% en 2016. El alza fijada para este 2017 es del 5%, a la que sucederán evoluciones del 1,1%, 1%, 0,8% y 0,6% en los cuatro ejercicios siguientes.

En su propuesta tarifaria, descartada por el Gobierno, Aena estimó un alza de pasajeros hasta los 241 millones en 2021, cifra que ha sido revisada por Aviación Civil para subirla a 250 millones, desde los 230 millones de 2016 que marcan el récord de usuarios de la red de Aena.

Si el tráfico vuelve a dispararse, el operador público cotizado pierde el negocio extra. Aviación Civil puede iniciar de oficio la revisión, contando de nuevo con la opinión no vinculante de la CNMC, la Dirección General de Política Económica y de las asociaciones de aerolíneas.

Pero si las circunstancias de mercado se tornan complicadas, cualquier deterioro en las previsiones de tráfico corre, en un principio, a riesgo y ventura del operador que preside José Manuel Vargas. Este último aspecto ha sido ampliamente discutido a la vista de que la dirección de Aena cree que el boom de operaciones se debe en buena parte al turismo prestado por otros destinos, principalmente del área del Mediterráneo, en jaque por la amenaza terrorista.

Es la Ley 18/2014 de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia la que respalda a Aena con la posibilidad de abrir el DORA para modificar tarifas al alza si se dan reducciones anuales del 10% en el número de usuarios estimados en el arranque del quinquenio, siempre y cuando se produzcan por causas imprevisibles.

Entre los años 2000 y 2016 el tráfico aéreo ha crecido un 63%, lo que supone un alza media interanual del 3,1% o pasar de 141 millones de pasajeros a 230 millones. El anterior máximo estaba fijado en 2007, cuando se superaron los 210 millones de pasajeros. Con la entrada de la crisis la actividad se desmoronó y ha sido en los dos últimos años cuando han vuelto a reanimarse. En 2015 el número de usuarios creció un 5,9% y la subida fue del 11% el año pasado.

A por los 300 millones de pasajeros

Fomento impondrá nuevas rebajas a Aena si el tráfico bate previsiones

- La inversión en la red de Aena desde el año 2000 asciende a 19.000 millones de euros, lo que ha permitido elevar la capacidad de los aeropuertos hasta 335 millones de pasajeros. Esta cifra subirá a 338 millones con la ejecución del plan de inversiones previsto en el quinquenio 2017-2021. Serán 2.185 millones asociados a servicios aeroportuarios básicos (437 millones de media anual, dentro de los 450 millones de límite fijados por ley). El ejercicio de mayor inversión será 2020, con 514 millones, y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) es el órgano encargado de supervisar las actuaciones.

- El tráfico gestionado en 2016 fue de 230 millones de viajeros; la estimación para 2021 es de 250 millones, y Aviación Civil calcula que entre 2022 y 2031 se registrará un crecimiento interanual del 1,8%. Esto eleva la previsión para 2031 hasta los 296 millones de usuarios en los aeropuertos españoles.

- De los 17 indicadores que ha fijado el DORA para controlar la calidad del servicio de Aena, 11 se han incluido en un sistema de incentivos y penalizaciones al operador. Entre ellos están la satisfacción de los pasajeros con la limpieza del aeropuerto, la orientación, confort en las áreas de embarque, tiempo de espera en las áreas de seguridad, o la disponibilidad de puertas de embarque.

- Los aeropuertos deberán mantener los horarios de 2016, aunque Aena podría aumentarlos asumiendo el coste. Una rebaja debe ser autorizada por Fomento.

- El Ministerio reconoce que la situación de crecimiento del turismo en España por la inestabilidad geopolítica de los países del Mediterráneo Oriental podría revertirse e implicar una ralentización del ritmo de subida del tráfico internacional.

Normas