España en el vagón de cola del emprendimiento

A pesar de los avances de los últimos años, España aún revela ciertas carencias en el impulso a la iniciativa emprendedora en materias como la formación o la agilidad burocrática, entre otras

España en el vagón de cola del emprendimiento

Según un informe elaborado en nuestro país por el Consejo Económico y Social al que ha tenido acceso 'Territorio Pyme', España se sitúa en una de las peores posiciones en iniciativa emprendedora de toda la Unión Europea. Un resultado que se ha agravado durante el periodo de crisis.

El informe concluye que España se encuentra por debajo de la media europea en prácticamente todas las dimensiones relacionadas con el emprendimiento, pero se registra una situación especialmente grave en el caso de las iniciativas empresariales impulsadas por las oportunidades de negocio, ya que, debido a la crisis, muchos emprendedores se han movido únicamente por la necesidad de mejorar su situación laboral.

Según el documento, este hecho explicaría, en parte, la corta duración de un gran número de iniciativas empresariales, ya que las empresas que nacen para aprovechar una oportunidad de negocio suelen tener más éxito que las demás.

Además, España se erige como un país poco propicio para emprender respecto a sus países vecinos por aspectos como la educación y la formación a los emprendedores, la escasa atención prestada por los medios de comunicación a las iniciativas innovadoras y el poco grado de aceptación social del éxito empresarial.

Otra de las carencias que destaca el informe es la capacidad de respuesta por parte de la Administración española en materias como la agilidad burocrática y de gestión para la actividad empresarial, en las que también suspenden la mayoría de los países de la Unión Europea, aunque en menor medida que España.

A pesar de reconocer que en los últimos años se han producido avances en el impulso del emprendimiento español, aún falta camino por recorrer en aspectos como la interacción online entre las pymes y la Administración Pública, la complejidad y lentitud en el sistema burocrático a la hora de conceder permisos y licencias para la apertura de establecimientos comerciales y las cargas administrativas que en España son, en general, más pesadas que en el resto de los países comunitarios.

Como aspectos positivos, el informe subraya la influencia de la formación escolar en la actitud emprendedora de los españoles y el alto porcentaje de emprendedores que ostentan la propiedad de sus pymes.

Normas