Breakingviews

El acto de caridad de Johnson and Johnson

El dilema de la oferta del gigante estadounidense por la suiza Actelion tiene fácil solución

Una oficina de Johnson & Johnson en EE UU.
Una oficina de Johnson & Johnson en EE UU.

Johnson & Johnson (J&J) ha puesto a los accionistas de Actelion en un compromiso. Es el clásico dilema que puede producirse en una adquisición. La satisfacción de los accionistas ante una generosa oferta en efectivo suele verse nublada al no ver una alternativa de rentabilidad.

La oferta de 30.000 millones de dólares (unos 28.000 millones de euros) del gigante estadounidense cumple ambas características. La oferta valora cada acción del grupo suizo en 280 dólares, un 72% por encima del precio al que cotizaba en noviembre, cuando se conocieron por primera vez la intenciones de J&J. La propuesta tasa Actelion a 30 veces la estimación de su ebitda para 2017.

La generosidad de J&J refleja la necesidad de colocar su liquidez de 307.000 millones de dólares (unos 286.000 millones de euros) en nuevos negocios. Sin embargo, la estadounidense no tendrá el control total de los posibles éxitos de la empresa suiza. Justo antes de que se complete el acuerdo, Actelion creará una nueva compañía que retendrá los derechos de los medicamentos en fase dos de desarrollo. Los accionistas de la compañía suiza mantendrán una participación mayoritaria en esta suerte de escisión, que arrancará con una caja de alrededor de 1.000 millones de francos suizos (unos 930 millones de euros).

J&J, que aportará alrededor de la mitad de ese importe en efectivo, se quedará con un 16% y contará con una opción de compra por el mismo porcentaje. El spin off es pequeño en comparación con el acuerdo completo. Algunas estimaciones apuntan a que los cinco fármacos clave de Actelion en fase dos aportan cada uno un valor extra de dos francos suizos por acción.

Sin embargo, es complicado ver cómo J&J puede generar un retorno que alcance su objetivo de coste de capital, probablemente alrededor del 10%. Jefferies estima que Actelion generará unos ingresos de 3.700 millones de francos suizos en 2020. Con unos impuestos del 14%, el retorno de J&J estaría en torno al 5%. El traspaso de casi 600 millones de francos suizos de los costes anuales de I+D sube esa tasa al 7%. Para J&J, eso podría ser la mejor fórmula para desplegar sus reservas de liquidez en el extranjero. Para los accionistas de Actelion, mientras tanto, es tiempo de coger su pastel y comérselo.

Normas