Sector financiero

La banca no cotizada detalla el impacto de las cláusulas suelo

Unicaja, BMN, Abanca o CajaSur detallan sus provisiones

Logo de Unicaja Banco.
Logo de Unicaja Banco. EFE

Después de que el lunes la gran banca española anunciara sus estiamciones sobre el impacto que podrían llegar a sufrir ante la devolución de las cláusulas suelo opacas, y anunciaran provisiones para cubrir cerca de la mitad del riesgo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha ido requiriendo información al resto de entidades, las no cotizadas.

A estas se les ha exigido informar sobre los potenciales impactos de la reciente sentencia de la Corte de Luxemburgo, que impone la devolución con retroactividad total de lo cobrado por estas cláusulas cuando no sean transparentes, y del decreto que aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes habilitando un canal de reclamaciones extrajudicial.

El impacto para Unicaja

Unicaja ha dado respuesta este miércoles al requerimiento de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y ha informado del riesgo que afronta por la devolución retroactiva de cláusulas suelo.

En concreto, la entidad malagueña ha emitido un hecho relevante estimando en 130 millones de euros el impacto en las cuentas de 2016 que tendrá la provisión que realizará derivado del dictamen del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del pasado 21 de diciembre y del decreto del Gobierno que habilita una negociación extrajudicial para quienes reclamen el dinero que les han cobrado por cláusulas suelo opacas.

Fuentes de la entidad avanzaban esta semana que este impacto corresponde al periodo anterior a 2013 y que las posibles devoluciones por lo cobrado desde mayo de aquel año ya se han ido provisionando en los últimos años, aunque la entidad no ha detallado cuáles han sido las provisiones.

La Corte de Luxemburgo estableció el pasado diciembre que las entidades deberán devolver todo lo cobrado por cláusulas suelo opacas con retroactividad total y no desde mayo de 2013, como había indicado el Tribunal Supremo español en referencia a la fecha en que declaró nulas las primeras.

Unicaja defiende la validez de sus cláusulas suelo y cuenta además con un reciente espaldarazo de la Audiencia Provincial de Sevilla que calificó sus condiciones de lícitas y no abusivas, aunque está previsto que su caso acabe pasando también por el tamiz del Supremo.

Otras entidades

BMN, por su parte, ha remitido otro comunicado a la CNMV informando de que el efecto de la sentencia del TJUE y del decreto del mediación extrajudicial les lleva a cifrar en 80 millones de euros las provisiones necesarias para afrontar las devoluciones que sean necesarias.

Por su parte, Caja Rural Castilla La Mancha, ha notificado que cuenta con una provisión de 14 millones de euros para contingencias relacionadas con las cláusulas suelo.

Cajasur ha anunciado después que el impacto de las provisiones adicionales que realizará al hilo de la sentencia europea y el mecanismo extrajudicial para la cobertura de potenciales reclamaciones de sus clientes por cláusulas suelo, supondrá un cargo neto de impuestos en la cuenta de resultados del ejercicio 2016 de 60 millones de euros. Cuantía que también ha recogido en un comunicado KutxaBank, que se adjudicó Cajasur y hace frente a su contingencia.

Abanca, finalmente, ha expuesto que el dictamen del TJUE y el decreto del pasado viernes supondrán un impacto posible en sus cuentas de 2016 de unos 30 millones de euros. Un montante que la entidad califica de provisional.

En todo caso, aclara la antigua Novagalicia, el coste sería cubierto por el Fondo de Resolución Ordenada Bancario (FROB) en virtud de los acuerdos bajo los que el Estado vendió la entidad nacionalizada al grupo venezolano Banesco.

Provisiones anunciadas el martes

Ya un día antes, Cajamar anunció que provisionaría 200 millones de euros a cargo de 2016, para hacer frente al impacto máximo asumible por la retroactividad total en las devoluciones.

Caja Rural de Granada cifró su riesgo por cláusulas suelo en 45 millones y avanzó que dotará 16 millones adicionales a los que ya tiene cubiertos por la retroactividad total. Caja Rural de Navarra incrementa sus provisiones en 11 millones más.

Ibercaja, de otra parte, provisionará 19,9 millones de euros más para hacer frente a devoluciones del periodo anterior a mayo de 2013 que se suman a los 30,1 millones que ya dotó para el periodo posterior.

Normas
Entra en El País para participar