Comercio internacional

Más proteccionismo: primeras medidas de Trump

Japón intentará convencer a Trump de las ventajas de permanecer en el TPP

Casa de  Bolsa de Tokio, con el presidente de EE UU en los monitores
Casa de Bolsa de Tokio, con el presidente de EE UU en los monitores REUTERS

El nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, arranca su mandato con medidas de proteccionismo económico, tal y como adelantó en su discurso de investidura del viernes. Trump anunció este domingo que va a comenzar a renegociar pronto con los líderes de México y Canadá el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA), firmado por los tres países hace dos décadas. La renegociación del NAFTA fue una de las promesas de Trump durante la campaña electoral. Asimismo, Trump reafirmó la intención de retirar a EE UU del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), algo que el Gobierno nipón le ha pedido que reconsidere.

“Vamos a empezar las negociaciones que tienen que ver con el NAFTA”, ha anunciado Trump

 “Vamos a empezar las negociaciones que tienen que ver con el NAFTA”, dijo Trump sobre su próxima reunión con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, con el que agregó que también hablará de “inmigración” y de “seguridad en la frontera”. Este sábado el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, adelantó que Peña Nieto, a quien calificó erróneamente de “primer ministro”, visitará la Casa Blanca para reunirse con Trump el 31 de enero.

También reafirmó Trump su intención de sacar a Estados Unidos del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP). El Gobierno japonés señaló que aprovechará “cualquier oportunidad” para convencer al presidente de Estados Unidos de las ventajas de permanecer en el pacto.

“Los 12 signatarios del TPP, incluyendo a Estados Unidos, coinciden en que (el acuerdo) tiene gran importancia económica y estratégica, y traerá prosperidad y estabilidad a la región”, dijo el ministro portavoz del Ejecutivo nipón, Yoshihide Suga.

 El acuerdo apuesta por eliminar la mayoría de aranceles entre la docena de países de la cuenca del Pacífico -entre los que se cuentan, además de Japón y Estados Unidos, México, Chile o Perú- que acordaron adherirse a este tratado en febrero de 2016. Sin embargo, para la entrada en vigor del TPP es necesaria su ratificación por países que representen al menos el 85 por de la economía del bloque, lo que hace indispensable el respaldo de Estados Unidos, que por sí solo aglutina el 60 por ciento del PIB combinado de los 12 estados firmantes.

El Gobierno japonés aprovechará “cualquier oportunidad” para convencer a Trump de las ventajas del acuerdo Transpacífico

El ministro portavoz del Gobierno nipón instó al nuevo presidente estadounidense y al primer ministro japonés, Shinzo Abe, a “hablar (del asunto) directamente”, para lo que se fijará una fecha “cuanto antes”.

También el primer ministro de Nueva Zelanda, Bill English, dijo este fin de semana que confía en acordar un “plan B” al TPP, en caso de que se retire EE UU. “La semana pasada el primer ministro de Japón (Shinzo Abe) estuvo en Australia y fue muy positivo respecto a hallar una forma a través de un plan B al TPP si Estados Unidos no es parte de él”, dijo English a la radio Newstalk ZB.

English también destacó que Australia ha expresado su disposición a ratificar el acuerdo pese a una eventual salida de Washington y alertó que el mensaje proteccionista de la nueva administración de Trump supone un riesgo para la economía neozelandesa.

Normas