Editorial

Apuesta decidida de Intu por España

En la indiscutible recuperación del sector inmobiliario hay un segmento que destaca: los centros comerciales. Un intensa actividad de compraventa, con entrada de nuevos inversores del exterior, salida de fondos que ven interesantes rentabilidades a su inversión y operaciones con macrocentros que llegan a batir récords dan idea de las muchas posibilidades que atesora este negocio. Porque los grandes centros comerciales están abriendo su capacidad atractora más allá del cliente local, regional o, incluso, nacional. Entre las potenciales fórmulas para crecer aparece como clave el turismo de compras, de la mano de las históricas cifras de visitantes extranjeros. En esa línea de apuesta por España está la estrategia del grupo Intu, líder británico en centros comerciales, que se ha marcado la entrada en el mercado español como prioridad estratégica con una inversión de 3.250 millones de euros. Además de pujar por el megacentro Xanadú, en Madrid, Intu planea grandes complejos de tiendas y ocio en Vigo, Torremolinos (Málaga), Paterna (Valencia) y Palma. Una decisión de la mano del nuevo concepto de shoopping resort y que avala el crecimiento de la economía. Y una razón más para que las Administraciones eliminen las múltiples trabas burocráticas con las que demasiado a menudo reciben a estas fuentes de riqueza y empleo.

Normas