Industria farmacéutica

El mercado hospitalario superará por primera vez al de farmacias en 2017

Alcanzará los 10.000 millones impulsado por la factura de los tratamientos oncológicos

Laboratorios farmecéuticos pulsa en la foto

La factura de los hospitales en medicamentos no para de crecer. Si los dos últimos años se vio crucialmente afectada por las terapias contra la hepatitis C, en el futuro próximo serán los nuevos fármacos contra el cáncer, para la esclerosis múltiple y enfermedades autoinmunes las que disparen este negocio para los laboratorios.

De hecho, según dio a conocer ayer la consultora especializada QuintilesIMS, en 2017 por primera vez el mercado de medicamentos en hospitales será mayor que en farmacias. Y es que mientras el negocio retail se mantendrá plano en los próximos, en las clínicas crecerá un 8,6% el año que viene y un 4,2% en 2018.

La previsión es que este mercado hospitalario se acerque a los 10.000 millones durante 2017 y llegue a los 11.600 millones en 2020, frente a los 9.275 millones con los que cerró noviembre (con cifras interanuales a precios de venta de laboratorio). Hace algo más de una década, en 2005, este segmento apenas llegaba a los 4.000 millones.

En el caso del área de farmacias, se espera que crezca solo un 0,5% y se quede en el entorno de los 9.695 millones del último año. Sumando los dos mercados, se espera que para 2020 se alcance un total de 20.800 millones. Estos datos de QuintilesIMS a precio de venta de laboratorio no coincide exactamente con el gasto farmacéutico público, que es algo menor, pues no incluye descuentos y otras prácticas comerciales para rebajar la factura.

El mercado hospitalario estuvo en 2015 profundamente afectado por la introducción de nuevos fármacos contra la hepatitis C, como Sovaldi y Harvoni (del laboratorio Gilead), que hizo disparar la factura un 36,8%. Una vez tratado el grueso de estos pacientes, el desembolso en estas terapias ha descendido enormemente, con caídas del 44% en noviembre de 2016. Este desplome ha mitigado el crecimiento total en hospitales al 5,7%, pero si se quita el efecto de la hepatitis C, el mercado hubiera crecido a doble dígito.

El lanzamiento de nuevos productos, el envejecimiento de la población, el diagnóstico precoz y el aumento de la esperanza de vida son factores que hacen que las ventas de medicamentos en hospitales sigan creciendo, señala QuintilesIMS. Los 159 fármacos innovadores introducidos en los últimos tres años, ya suponen un consumo de alrededor de 5.210 millones, más de la mitad del total.

  • El negocio oncológico se dispara

Las últimas terapias oncológicas son las que más están tirando del mercado. El pasado año vivieron un incremento del 16,8%. “Las innovaciones introducidas, los usos en otros tumores y la inmunooncología son claves para el crecimiento en los próximos años”, explica Miguel Martínez, director de marketing de QuintilesIMS.

Desde 2013, se han introducido en nuestro país 31 nuevas moléculas antitumorales, que ya suponen el 18% de la factura oncológica, que en total alcanza los 1.920 millones y un 21% de cuota del mercado hospitalario. Algo similar ocurre con el VIH, ya que las últimas novedades ya suponen un 32% del negocio.

Tras las terapias contra el cáncer, en volumen le siguen las de hepatitis C (1.699 millones), VIH (1.042 millones) y enfermedades autoinmunes (1.042 millones).

Los datos de la consultora indican que las 10 mayores compañías se comen el 66% del mercado hospitalario: Gilead, Abbvie, Roche, Novartis, Johnson & Johnson, Pfizer, MSD, GSK, BMS y Celgene.

En farmacias, los medicamentos de marca crecieron un 5,2%, con el laboratorio británico GSK como líder. Le siguen Sanofi, Pfizer, MSD, Novartis, Johnson & Johnson, Boerhringer Ingelheim, AstraZeneca, Esteve y Lilly.

  • El caso de los genéricos

El ranking cambia totalmente en genéricos, con el laboratorio navarro Cinfa como líder en farmacias, por delante de Stada, Normon, Kern, Sandoz, Ratiopharm, Teva, Mylan, Krka y Alter.

Respecto a estos genéricos, el año acabó con una congelación en la cuota de mercado, que en 2015 y 2016 se mantuvo en el 40% del total de las unidades dispensadas. El uso de estos fármacos había tenido una rápida penetración desde 2007, cuando solo suponían un 16%.

Sin contención en la factura ‘retail’

A diferencia de lo que ha ocurrido desde 2010, el mercado de medicamentos en farmacia volvió a crecer de forma clara en 2016, subiendo un 5% a datos de noviembre, según QuintilesIMS, llegando a los 9.695 millones de euros.

Nada tiene que ver con el panorama de 2010, con los primeros ajustes en gasto farmacéutico, cuando cayó un 0,2%, y los siguientes años, cuando descendieron un 5,6% y un 8,4%. “La contención de gasto no está controlada como en otro años”, señala Concha Almarza, directora general de QuintilesIMS. “Tiene que ver con una cuestión política, con las decisiones que se han dejado de tomar en los últimos meses. Nadie ha actuado”, apunta.

El crecimiento básicamente ha venido, según la consultora, por el incremento en el volumen de recetas dispensadas en el sistema público.

Para Almarza, el peligro principal de dejar de contener el negocio en farmacia es que frene la entrada de innovaciones en hospitales. “Ese ritmo es insostenible, por lo que prevemos que vuelva a crecimientos planos en los próximos años”, añade.

Normas