Inflación

El petróleo pone punto final a tres años seguidos de precios a la baja

El precios del 96% de los productos que componen el IPC cerró 2016 en tasa positiva

El petróleo pone punto final a tres años seguidos de precios a la baja

La contención de los precios, uno de los vientos de cola que ha acompañado a la economía española durante estos tres últimos ejercicios, ha hecho ganar poder adquisitivo a las familias y competitividad a las familias en ese período. El repunte del petróleo (el precio del barril en euros subió un 84,4% en los últimos doce meses) y el crecimiento del gasto de los hogares por encima del 3% han provocado un vuelco en todas las partidas que componen el IPC.

La fotografía del cierre de 2016 es muy diferente a la de 2015. En diciembre del pasado año solo hay una partida (Medicina) cuyos precios caen y representa solo un 3,4% del total. Dicho de otra manera, que el 96,6% de los bienes y servicios que componen el IPC acabaron en positivo el pasado ejercicio frente al 72% registrado doce meses antes. En el cierre de 2016, el repunte del crudo ha provocado que dos de las partidas más importantes (transporte y vivienda), que suman un 28% del total, cerrarán el ejercicio subiendo un 4,7% y un 0,8%, respectivamente.

La estadística del INE constata que más de la mitad del incremento se ha debido al crudo, espoleado por el acuerdo de la OPEP para recortar la producción. Un dato que se puede contrastar con el crecimiento del índice general (1,6%), que por primera vez supera a la subyacente (1%) desde julio de 2013. Esta última, que no tiene en cuenta los elementos más volátiles como energía o alimentos frescos, se ha mantenido siempre por encima del índice general durante esos tres años gracias a la contención del precio del barril de Brent. ¿Qué sucederá en el futuro? Los expertos auguran que el crudo seguirá al alza al menos este mes y el que viene, lo que llevará el IPC a tocar techo en febrero. Funcas prevé que los precios subirán un 3% anual ese mes, se estabilizaran durante varios meses e iniciarán un descenso al final del año hasta cerrar diciembre en un 1,3%.

Esa subida de precios va a tener también un impacto directo en la posición competitiva de la economía española. El diferencial de precios con respecto a la zona euro fue positivo para España durante 2014 y 2015 y alcanzó su mayor diferencia en el segundo trimestre de 2016, con un punto. Posteriormente, la ventaja competitiva se redujo a una décima en noviembre e incluso tornó en negativa con Italia (cuatro décimas) y Holanda (una décima).

¿Se ha perdido poder adquisitivo?

Pregunta. Los precios han subido un 1,6% y los salarios un 1,08% al cierre de 2016. ¿Se ha perdido poder adquisitivo?

Respuesta. Depende del organismo que valore estos datos. La secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido, rechaza esa pérdida y asegura que la realidad es que durante los primeros ocho meses del año no se ha producido un descenso de la capacidad de compra, en tanto que en “los tres o cuatro últimos meses sí ha subido el IPC”. Todo lo contrario que los sindicatos, que reclaman subidas salariales en 2017 para compensar la mayor subida de la inflación respecto a los salarios. UGT exige alzas que vayan desde el 1,8% hasta el 3%.

P¿Cuál es la referencia que se debe utilizar para fijar si hay ganancia o pérdida de poder adquisitivo?

R. Los convenios colectivos recogían tradicionalmente cláusulas de revisión salarial, que tomaban como referencia el IPC de diciembre. Ese es el argumento que defienden las organizaciones sindicales para denunciar la pérdida de poder adquisitivo y reclamar subidas de salarios. En el otro lado, un gran número de expertos consideran que el dato más fiable para establecer si hay pérdida o ganancia es la inflación media, ya que recoge la evolución completa de los precios. La inflación creció un 1,6% en diciembre, mientras que la media registró una caída de dos décimas al cierre del pasado ejercicio.

Normas