Telecomunicaciones

Cellnex refuerza su liquidez ante posibles adquisiciones

Busca anticiparse a un posible repunte de los tipos de interés

Cellnex
Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex.

Cellnex se ha querido apuntar a la ventana de liquidez existente en este momento en el mercado de deuda corporativa. La compañía catalana ha cerrado una emisión de deuda a ocho años, por un importe de 335 millones de euros. Según fuentes del sector, el objetivo es reforzar la liquidez para afrontar posibles operaciones corporativas que se puedan plantear durante 2017.

La rentabilidad final ha quedado fijada en el 3,013%. Esto implica un interés del midswap (tipo de interés libre de riesgo) al plazo de vencimiento, que se sitúa en el 0,46% más un diferencial de 255 puntos básicos, gracias a una demanda superior a los 3.300 millones de euros.

Cellnex abrió los libros para captar 300 millones de euros con un precio de 290 puntos básicos sobre el  midswap, pero la potente demanda permitió rebajar el diferencial e incrementar el volumen de la emisión

Fitch asigna a los bonos una nota de BBB–, dentro del grado de inversión, y la segunda de BB+, en high yield, pero solo a un escalón de dejar de serlo.

Con esta operación, Cellnex  complementa sus líneas de liquidez, para anticiparse a un posible repunte en los tipos de interés y proteger la posición. Las entidades colocadoras han sido BNP Paribas, Goldman Sachs, ING, Mediobanca, UniCredit, Banca IMI, CaixaBank y Morgan Stanley.

Esta es la tercera emisión de deuda que realiza la compañía. En julio de 2015 colocó bonos por 600 millones de euros con el objetivo de refinanciar la adquisición de los 7.400 emplazamientos de telefonía móvil de la italiana Wind. Por esa deuda, que expira en agosto de 2022, paga un 3,25%. 

En agosto de 2016 colocó deuda por 750 millones de euros, que tenía como objetivo financiar las operaciones corporativas en marcha que le han permitido posicionarse en mercados como Italia, Francia, Holanda y Reino Unido. Esa deuda, que vence, en 2024  remunera a menos del 2,5% anual.

Cellnex ha invertido un total de 700 millones en el último año en las adquisiciones de la italiana CommsCon, de las torres de telefonía móvil de la francesa Bouygues Telecom (500 emplazamientos), de Shere Group y de Protelindo.

A cierre del pasado septiembre, Cellnex contaba con una deuda neta de 1.470 millones de euros, con 1.570 millones de líneas de crédito utilizadas y unos 100 millones de liquidez. El vencimiento medio de estos préstamos es de 6,2 años, y el coste, del 2%.  El grupo de torres de telefonía contaba además con 605 millones de deuda disponible.

Con la emisión realizada hoy, la compañía que pilota Tobías Martínez, su consejero delegado, contará con una línea de crédito de más de 900 millones. 

Normas