Telecomunicaciones

Cellnex se retira de la compra de FPS y busca nuevos objetivos

La empresa, atenta ante la posible venta de torres de Bouygues

Cellnex
Instalaciones de Cellnex.

Cellnex se ha retirado del proceso de compra de la francesa FPS Towers, propiedad del fondo Antin Infrastructure Partners. El grupo español había presentado una oferta no vinculante con anterioridad, pero finalmente ha decidido no seguir. Cellnex considera que los precios que se estaban manejando están por encima de las actuales valoraciones sector, que han sufrido una fuerte corrección en los últimos meses.

Según Bloomberg, las ofertas no vinculantes, presentadas en las últimas semanas, se estaban moviendo entre 750 y 900 millones de euros. Ahora, el gran favorito para hacerse con FPS, que cuenta con cerca de 2.500 emplazamientos de telefonía móvil en Francia, es el gigante estadounidense American Tower. No obstante, en el mercado no se descarta una posible oferta del fondo 3i, que según algunos medios franceses se había retirado con anterioridad.

FPS Towers cuenta con activos de calidad que habrían fortalecido la posición de Cellnex en Francia. Ahora bien, según los analistas del Santander, FPS no hubiera supuesto una operación de transformación para la filial de Abertis como supuso en su momento la compra de Galata en Italia, que duplicó el tamaño del grupo español ante su salida a Bolsa. Para estos analistas, la salida del proceso de FPS retrasa el potencial riesgo de una ampliación de capital de Cellnex, puesto que la compra de la empresa francesa habría absorbido buena parte de la capacidad financiera de la firma española.

En cualquier caso, Santander cree que la política de adquisiciones llevada a cabo por Cellnex requerirá un aumento de capital. Las especulaciones en el mercado sobre la posible ampliación de capital ha provocado un fuerte aumento de la presencia de inversores bajistas en la empresa española, superando el 6,96% de su capital, máximo histórico. La creciente presencia de cortos ha contribuido a penalizar en Bolsa a Cellnex, que desde principios de año se deja cerca de 22,8%. Este viernes, sus acciones bajaron un 0,49%.

Ahora, Cellnex va a mirar nuevas oportunidades que se puedan plantear en distintos mercados europeos. Uno de los objetivos podría ser Francia. Según la publicación francesa TMT Finance, Boyugues Telecom planea vender nuevos emplazamientos de telefonía móvil, que estarían valorados en cerca de 600 millones de euros.

Entre los grupos interesados en estos activos figuran FPS Towers, TDF y la propia Cellnex. En este sentido, la compañía española ya mantiene una intensa relación con Bouygues. De hecho, Cellnex acaba de cerrar un acuerdo con Bouygues para adquirir un total de 500 emplazamientos de telefonía móvil en Francia, en una transacción valorada en más de 140 millones de euros.

En términos generales, Cellnex ha defendido siempre su vocación europea. La compañía que dirige Tobías Martínez ha llevado a cabo una agresiva política de adquisiciones durante 2016, que le ha llevado a invertir más de 700 millones de euros en distintas compras, con las que ha reforzado su posición en Italia, y a entrar en mercados como Francia, Holanda y Reino Unido. Además de la citada compra de las torres de Bouygues, Cellnex alcanzó un acuerdo para adquirir Shere Group, que contaba con más de 1.000 emplazamientos repartidos entre Reino Unido y Holanda. La transacción rondaba los 393 millones de euros.

Normas