Sistema eléctrico distribuido

Gas Natural prueba en Barcelona la generación de energía entre pequeños clientes

Participa en un proyecto europeo con 30 socios, coordinado por Atos, que busca impulsar nuevos servicios, el de agregador de demanda, que facilitará que el cliente final participe en los mercados eléctricos.

La Comisión Europea urgió en diciembre de 2016, a través de las nuevas directivas sobre energía (conocidas como Paquete de Invierno), sobre la necesidad de avanzar en la generación distribuida y almacenamiento para mejorar la eficiencia de los sistemas energéticos actuales. Con esa misma meta como propósito, el pasado 1 de enero arrancó el proyecto europeo InteGRIDy, liderado por Atos y con la participación de 30 instituciones y empresas, entre ellas las españolas Gas Natural Fenosa y Aiguasol. La iniciativa cuenta con un presupuesto de 15,8 millones (12 millones financiados por la Comisión Europea) y tiene una duración de cuatro años, a lo largo de los cuales se definirán, desarrollarán, implementarán y validarán las herramientas necesarias para integrar de un modo óptimo el almacenamiento energético en el usuario final y en el sistema eléctrico.

“Desplegaremos 10 pilotos en 8 países de la UE, y uno de ellos se hará en Barcelona con Gas Natural”, explica Andrea Rossi, director del sector de Energía del grupo Research & Innovation de Atos y coordinador del proyecto, que asegura que InteGRIDy permitirá testar diferentes sistemas de almacenamiento y generación distribuida y analizar nuevos modelos de negocio asociados a esos avances. “Entre estos modelos de negocio, y aunque todavía no están desarrollados regulatoriamente en España, está, por ejemplo, el servicio de agregador de demanda”, señala Milagros Rey, responsable de Innovación Smart Client de Gas Natural Fenosa. La directiva aclara que los agregadores facilitan que el cliente final no sea un consumidor pasivo sino que genere energía y que, gracias a los sistemas nuevos de almacenamiento, la vierta a la red y participe en los mercados eléctricos.

En el piloto que Gas Natural hará en Barcelona con el centro deportivo municipal Sagrada Familia, este cliente integrará la generación distribuida (placas fotovoltaicas) con una batería de 100 kWh de ion litio. “Esta prueba nos permitirá evaluar cómo puede interactuar un cliente activo de este tipo con el sistema eléctrico, con el objetivo de que en un futuro, cuando la legislación lo permita, podamos hacer escalable la solución”, añaden desde la compañía española.

Rey cuenta que el sistema eléctrico “va a cambiar de cara al futuro. Hoy tenemos un sistema de generación centralizada, con redes de distribución que transportan y distribuyen la energía a clientes finales. Pero el reto futuro es cambiarlo por un sistema eléctrico distribuido, donde habrá clientes que generarán energía y habrá sistemas de almacenamiento energético para poder integrarla en la red y proporcionar beneficios a distintos clientes y al propio sistema eléctrico”. Según Rey, el proyecto InteGRIDy forma parte de la estrategia de Gas Natural de trabajar en nuevos conceptos que promuevan la figura del prosumer: ese cliente consumidor y productor de energía a la vez. “Este proyecto nos capacita de cara a desarrollar las herramientas necesarias para poder ejercer en el futuro ese rol de agregador en el sistema eléctrico”. Los agregadores tendrán contratos con esos clientes (pequeños productores de energía) y harán de nexo entre ellos y el mercado eléctrico.

El directivo de Atos explica que el objetivo que persiguen es desarrollar una plataforma que facilite la conexión y el despliegue de servicios novedosos, tecnologías y mecanismos emergentes de redes eléctricas inteligentes. “Esa plataforma permitirá la conexión de las actuales redes de energía con los diferentes actores del mercado, ofreciéndoles, capacidades mejoradas en áreas como la monitorización de perfiles de consumo y la generación de energía. InteGRIDy integrará, entre otros, sistemas de lectura inteligente de contadores con infraestructuras basadas en el internet de las cosas e incorporará algoritmos predictivos para gestionar la generación y demanda energética en tiempo real”.

Normas