Mercado laboral

¿Qué colectivos tienen ya más empleo que antes de la crisis?

El sector servicios, los profesionales y trabajadores cualificados y los mayores de 34 años tienen ya más empleo que en 2007.

El economista experto en el mercado laboral, Josep Oliver, estima que hasta 2021 no volverá a haber 20 millones de ocupados.

¿Qué colectivos tienen ya más empleo que antes de la crisis? Ampliar foto

Entre finales de 2007 y 2013 se llegaron a destruir en España 3,8 millones de empleos. A mediados de 2014 empezó la recuperación del mercado laboral y desde entonces hasta el último trimestre de 2016 --que son los últimos datos disponibles-- la economía española ha recuperado 1,5 millones de los puestos de trabajo destruidos.

En concreto, esta última crisis española se llevó por delante el 18,4% del total del empleo y, aún queda por recuperar un 8,8% de los más de 20 millones de ocupados que tenía España a finales de 2007, según precisa el indicador laboral ManpowerGroup presentado hoy y que elabora el economista experto en mercado laboral, Josep Oliver.

Pero ¿Cuánto se tardarán en recuperar estos puestos de trabajo para volver al nivel de ocupación de antes de la crisis? Según las estimaciones de Oliver, a diferencia de la crisis de los años 70 en la que se destruyó el 14% del empleo y se tardó en recuperarse casi 18 años, ahora "la recuperación será más intensa y más rápida, ya que en 2021 o 2022 se habrán vuelto a superar los 20 millones de ocupados". Con ello, habrán pasado entre 14 o 15 años desde el inicio de la crisis y su recuperación total. Si bien esto exigiría crecimientos anuales del empleo del entorno del 2%.

Sin embargo, ya hay varios sectores y colectivos de trabajadores que ya han recuperado el nivel de empleo que tenían antes del inicio de la crisis, a finales de 2007. Es el caso de los profesionales y trabajadores cualificados, donde ahora hay ya un 1,8% más de ocupados que hace nueve años. 

Asimismo, a finales de 2016 había también un 11% más de trabajadores mayores de 34 años, mientras que seguía habiendo un 43% menos de ocupados con edades entre los 16 y los 34 años. Y el colectivo menos afectado por la crisis, el de los trabajadores con mayor nivel educativo, está ahora muy por encima de lo niveles de finales de 2007: hay casi un 14% más de ocupados. 

Pero el grupo más significativo, por ser el que más está tirando del empleo en la recuperación que se inició en 2014, es el sector servicios. Así, este sector terciario, en 2016 ya recuperó los niveles de ocupación previos a la crisis e incluso en el tercer trimestre ya tenía un 2,4% de ocupados más.

En particular, dentro del sector servicios ha sido especialmente bueno el comportamiento de los servicios privados, mejor que los públicos y colectivos (donde entra la administración pública y la sanidad y educación pública y privada). De hecho, de los 1,5 millones de empleos recuperados, la hostelería ha aportado 432.000 puestos; los servicios a las empresas 249.000; y el transporte 107.000.

La intensidad de esta mejora del sector servicios ha hecho que la economía española haya experimentado en apenas dos años un fuerte proceso de terciarización: a finales de los años 70 el peso del sector terciario en la economía española era del 42%; cuando empezó la crisis a finales del 2007, suponía el 66% y en la actualidad ya representa el 76,3% del tejido productivo español.

"Esta terciarización --explica Oliver-- plantea problemas ante el futuro, ya que la productividad del sector servicios crece muy lentamente y por tanto, la mejora del nivel de vida de los trabajadores también".

Pero Oliver va más allá y pone el foco en el sector turístico que es la rama de actividad dentro del sector servicios que está registrando un mejor comportamiento en el empleo. Así, el catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona ha advertido hoy: "Cuidado no vayamos a hacer una burbuja del sector turístico. Ese no debe ser el modelo de crecimiento del empleo de los próximos diez años".

Según Oliver, las condiciones geopolíticas que están beneficiando a España frente a otras potencias turísticas del Mediterráneo no serán eternas, aunque puedan durar aún unos años y, por tanto, la demanda externa del sector podría reajustarse. E, igualmente, la demanda turística interna podrá mermar si la renta disponible de los españoles empieza a crecer a tasas más modestas, como es de esperar cuando se agoten los beneficios de la política monetaria o de factores como los tipos de interés o los bajos precios del petróleo.

¿Hacia qué actividades debería ir entonces la economía española? Oliver ha considerado que "España debería ser capaz de volver a crear buena parte del 25% del empleo industrial que aún no se ha recuperado e ir hacia empleos industriales y tecnológicos que permitan que la productividad pase de crecer un 0,5% a un 1,7% y, por tanto, con menos empleo tendríamos más renta", ha explicado. En esta línea ha recomendado que las políticas públicas hagan hincapié en incentivar las actividades del sector servicios que más valor añadido generan como los servicios a empresas y el transporte; así como la inversión en tecnología de las compañías.

En este sentido, el presidente de ManpowerGroup, Raúl Grijalba, también tiene claro que las ocupaciones que mejor están funcionando en estos momentos y que son las que además mejoran la productividad de la economía, son aquellas relacionadas con el apoyo a la internacionalización y las nuevas tecnologías.

"Las empresas están a la caza del talento, sobre todo en las profesiones relacionadas con los STEM (siglas en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas), donde los salarios crecen hasta un 25%", ha asegurado Grijalba. Por ello, el presidente del Manpower ha hecho hincapié en la necesidad no solo de cualificar "adecuadamente" a casi dos millones de parados "crónicos" que existen, sino también de "orientar a los que ahora tienen entre 12 y 18 años hacia esas profesiones".

Normas