¿Cómo ha evolucionado Reino Unido tras el brexit?

Seis meses después del sorpresivo resultado del referéndum, la libra esterlina está en mínimos, y la depreciación se deja ver en algunos productos de consumo. El PIB, de momento, no lo nota.

  • Reino Unido
    1
  • Reino Unido
    2La libra se deprecia 

    La posibilidad de un brexit duro ha tenido su efecto directo e inmediato en la moneda británica. La libra esterlina ha tocado mínimos históricos el pasado 11 de octubre cuando se cambiaba a 1,2123 dólares. Este miércoles el cambio se situaba en 1,2197 frente al dólar, una depreciación del 18% respecto al día del referéndum. "Esta depreciación se explica por la salida de capitales hacia otras economías avanzadas como consecuencia del aumento de la incertidumbre generada", explica Carlos Salvador, profesor de economía de CUNEF.

    Esta caída del valor de la libra supone un estímulo sobre las exportaciones, que aumentan al estar débil la moneda. Sin embargo, la depreciación conlleva un aumento del precio de las importaciones y una posible inflación. El efecto recae finalmente sobre los consumidores que notarán una subida de precio de los productos.

  • Reino Unido
    3Reducción del crecimiento 

    El PIB de Reino Unido en el tercer trimestre de 2016 se situó en 574.200 millones de euros, un 0,6% más respecto al trimestre anterior y tuvo una variación interanual del 2,2%, dos décimas mayor que el trimestre anterior. A pesar de estos datos, el Gobierno de Reino Unido ha rebajado  las previsiones de crecimiento de su economía durante los dos próximos años. Cifran en 122.000 millones de libras (143.181 millones de euros) el impacto negativo ocasionado por la decisión de abandonar la UE en las cuentas nacionales. Además, "el aumento de la incertidumbre ha generado en la economía británica una reducción del consumo en los hogares y de los niveles de contratación por parte de las empresas", afirma Carlos Salvador, profesor de economía de CUNEF.

    Por su parte, el FMI redujo la estimación del crecimiento del PIB al 1,1% en 2017, la mitad de lo previsto antes del referéndum. No obstante, la oficina presupuestaria británica mantiene las proyecciones de crecimiento del PIB en 2019 y 2020 en el 2,1%, y establece en el 2% la expansión prevista para 2021.

  • Reino Unido
    4Theresa May lidia con el brexit 

    Tras la victoria del brexit, el primer ministro británico David Cameron presentó su dimisión y abandonó Downing Street el 13 de julio. La hasta entonces ministra del interior, Theresa May, se hizo con el liderazgo del Partido Conservador y le sucedió en el cargo. 

    Los conservadores no fueron los únicos afectados por el brexit, que también tuvo consecuencias en el Partido Laborista. El grupo parlamentario intentó desbancar al líder Jeremy Corbyn, que revalidó su cargo en septiembre con el apoyo del 61,8% de las bases.

    Incluso el euroescéptico UKIP cambió de líder. Nigel Farage dimitió y su sucesión se convirtió en una guerra interna. Diane James dio la espantada tras solo 18 días al frente de la formación y una trifulca entre compañeros en el Parlamento Europeo llevó a la retirada de Steven Woolfe. Finalmente el 28 de noviembre, Paul Nuttal fue elegido líder del UKIP.

  • Reino Unido
    5Complicadas negociaciones con la UE 

    El exalcalde de Londres Boris Johnson recibió el encargo de negociar la salida del Reino Unido de la UE al asignarle la cartera de Asuntos Exteriores en el nuevo Ejecutivo de Theresa May. Las negociaciones sufrieron un varapalo cuando Ivan Rogers, representante permanente ante la UE, dimitió de manera súbita el 3 de enero, solo unas semanas después de recibir duras críticas de los partidarios del brexit.

    La evolución de la economía británica y de la libra esterlina dependerá en gran medida de cómo se lleven a cabo estas negociaciones. "Sería conveniente que dicha negociación no se prolongue demasiado con el fin de minimizar el impacto negativo de la incertidumbre sobre la economía de las dos partes implicadas", advierte Carlos Salvador, profesor de economía de CUNEF. 

  • Reino Unido
    6¿La banca hará las maletas de la City? 

    Tras la aprobación del brexit la incertidumbre se ha instalado en la City de Londres, bancos como Goldman Sachs, Morgan Stanley, JP Morgan o Citi, tantean sedes alternativas para desplazar sus negocios y mantenerlos dentro de la Unión Europea para seguir aprovechando las ventajas del acceso al mercado único.

    El Gobierno español ha iniciado una ofensiva, en colaboración con la CNMV y el Banco de España, para intentar atraer hacia Madrid parte de la actividad financiera que ahora se desarrolla en Londres. Aunque hay otras ciudades candidatas (Dublín, Milán, París o Fráncfort) para ser la nueva sede de estos bancos, el sector valora de la candidatura madrileña por sus buenas infraestructuras y unos precios del mercado inmobiliario más baratos que en Londres.

  • Reino Unido
    7Escocia no celebrará otro referéndum 

    Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia, ha descartado este lunes que vaya a convocarse un segundo referéndum sobre la independencia del Reino Unido en 2017. "No va a haber un referéndum de independencia en 2017, no creo que nadie piense que ese va a ser el caso", afirmó la también líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP).

    Después de la victoria del brexit en el referéndum británico del 23 de junio, Sturgeon avisó de que es su Ejecutivo tiene intención de convocar un nuevo plebiscito para la separación de Escocia del Reino Unido, tras no lograr la secesión en 2014. Escocia e Irlanda del Norte fueron los dos países del Reino Unido donde la población votó mayoritariamente a favor de permanecer en la UE.

  • Reino Unido
    8Toblerone reduce su formato 

    Los efectos del brexit se han dejado notar también en los productos alimenticios. El famoso chocolate Toblerone modificó su forma reduciendo la cantidad de chocolate de sus tabletas. Tras las críticas de miles de consumidores en las redes sociales, la empresa explicó que el nuevo formato se debe a una reducción de costes y ha desvinculado la decisión del brexit.

     Otro de los productos afectados fue el Marmite, una pasta negra a base de extracto de levadura obtenida de la fermentación de la cerveza. Debido al desplome de la libra, el fabricante Unilever y la cadena de supermercados Tesco mantuvieron una disputa cuando la primera trató de elevar un 10% los precios de algunos de sus productos. Tesco retiró el producto de su web, aunque 24 horas más tardes ambas empresas firmaron la paz.