Inmobiliario

Villar Mir invertirá más de 300 millones en Torre Caleido

La superficie del complejo será de 70.000 metros cuadrados, con un 25% de uso terciario

Cuatro Torres al norte de la Castellana Ver fotogalería

Inmobiliaria Espacio, del Grupo Villar Mir, ha presentado este martes la nueva Torre Caleido, la que será la quinta torre al Norte de la Castellana de Madrid. En una concesión del terreno por 75 años del Ayuntamiento de Madrid, se levantará este rascacielos de uso dotacional, que acogerá el campus de IE University y una clínica privada de Quirón Salud.

El grupo invertirá más de 300 millones de euros en cuatro años para finalizar la torre: 205 millones de construcción más la urbanización de la parcela destinada a zona verde, tasas y un canon de cuatro millones al año. En esa área estuvo pensado previamente levantar una infraestructura olímpica en 2002 y cinco años después un centro de convenciones también frustrado.

A principios del próximo mes de marzo comenzará a levantarse el rascacielos sobre el solar de 33.325 m2 de superficie. El plan de la empresa es que se inaugure en septiembre de 2019.

“Es un proyecto hecho por madrileños para abrir Madrid al mundo”, aseguró Juan Villar-Mir, vicepresidente de Grupo Villar Mir, quien recordó que el proyecto no es de OHL, sino de la filial Inmobiliaria Espacio. “¿Si OHL hará la obra? Ya veremos. Es escrupulosa con los códigos de buen gobierno”, afirmó.

Para desarrollar el proyecto, el grupo ve “probable que en un futuro se sume un socio”, después de que en diciembre rompiera la alianza con Corestate, que preveía coinvertir en este nuevo complejo. Según los promotores, el proyecto se traducirá en la creación de 1.559 puestos de trabajo durante su construcción y de 3.992 durante su explotación.

El rascacielos ha sido proyectado por el estudio Fenwick Iribarren y Serrano-Suñer Arquitectura. Tendrá una altura de 181 metros, algo menor que las colindantes Cuatro Torres –entre 230 y 250 metros–. El inmueble está diseñado como una T invertida, con una torre de 161 metros de altura y una plataforma en la parte interior que suma otros 20 metros.

La superficie del complejo será de 70.000 m2. Al centro universitario se han destinado 48.000 m2. IE University ocupará la torre y la mitad sur del zócalo. Allí estarán las aulas y dependencias administrativas, mientras que el cuerpo inferior alojará espacios complementarios como piscina cubierta, pista polideportiva, auditorio o cafetería. La escuela de negocios mantendrá su oferta de posgrado en el área de María de Molina.

“Será una verdadera avanzadilla para Madrid, una universidad internacional que nos dará un prestigio extraordinario”, aseguró, por su parte, Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, quien recalcó la importancia de cerrar “esta herida”, un enorme socavón al norte de la ciudad. Su antecesora, Ana Botella, sacó a concurso esta propiedad de uso dotacional. La oferta de Villar Mir, un canon anual de cuatro millones durante 75 años, resultó ganadora en 2015. Con Carmena, este grupo también ha desatascado el complejo de Canalejas.

Por su parte, Quirón Salud ocupará la mitad norte del zócalo para su nueva clínica de medicina preventiva y del deporte, que ocupará 11.000 metros cuadrados, destinados a atender lesiones deportivas, a los propios alumnos de IE, clientes nacionales e internacionales.

A su vez, el área comercial, de otros 11.000 m2 en cuatro niveles, dispondrá de una calle comercial y dos plazas. El 40% estará destinado a la restauración, otro tanto para retail y un 20% para servicios. Incorporará, además, 2.000 plazas de aparcamiento. Se creará así una oferta gastronómica y de tiendas para el complejo de las Cuatro Torres, donde apenas existen este tipo de servicios.

Normas