Banca
Banco Popular
Oficina de Banco Popular. Getty Images

Los bajistas vuelven a batir récord en el capital de Banco Popular

Los fondos especulativos controlan ya el 9,52% del capital de la entidad

Nuevo récord en las posiciones cortas de Banco Popular. Los fondos especulativos controlan ya el 9,52% del capital de la entidad que aún preside Ángel Ron, pese a que la institución cambiará de presidente en las próximas semanas, tras la designación de Emilio Saracho, hasta finales de año vicepresidente Global de JP Morgan. 

A finales de 2016, estos bajistas controlaban en 9,10% del capital de Popular. AQR Capital Management controla, según  los datos publicados por la CNMV el 3,550%, mientras que Manshall Wace suma el 2,780%; Samlyn Capital controla el 0,750% y Citadel Advisors el 0,530%. 

El gran ataque de las posiciones cortas en Popular se inició en agosto, tras el rally que todo el sector financiero español vivió a lo largo del verano. En esa fecha, Popular cotizaba por encima de los 1,20 euros por acción y las posiciones cortas no superaban el 4% del capital. Desde entonces, su posición ha ido subiendo como la espuma, pese a que Popular tiene un plan de saneamiento que está cumpliendo a rajatabla y su solvencia no está cuestionada. 

Desde que comenzó el año los títulos del Popular suman una revalorización del 8,93 %, aunque en 2016 sufrieron unas pérdidas del 65,83 %, con lo que la entidad se convirtió en el valor más bajista del IBEX 35.

La toma de posiciones cortas es una operativa bursátil que utilizan los inversores cuando prevén que el mercado va a bajar o está sujeto a mucha volatilidad.

En líneas generales, consiste en pedir prestadas acciones de una entidad a cambio de un alquiler con la intención de venderlas y posteriormente recomprarlas más baratas. El precio obtenido por la venta de los títulos compensaría con creces el alquiler y la posterior compra.

Normas
Entra en EL PAÍS