Buen gobierno

Un reconocimiento al poder de las pequeñas cosas

El Premio Juntos Iberdrola destacará una acción social de sus accionistas

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, en el acto de entrega del Premio Juntos 2016.
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, en el acto de entrega del Premio Juntos 2016.

En febrero de 2015, Iberdrola puso en marcha su Política de involucración del accionista, una iniciativa con la que se quería reforzar la figura del accionista como elemento central del gobierno corporativo de la compañía, fomentando su implicación e impulsando sus derechos. Además de la junta de accionistas, como principal vía, se institucionalizaba formalmente la Oficina del Accionista y el Club del Accionista y se creaba el canal interactivo On Line Accionistas (OLA) como cauces de participación en la vida social de la empresa.

Dentro de las propuestas de fomento de la implicación del accionista se enmarca el Premio Juntos Iberdrola 2017/Solidaridad, con el que la compañía quiere reconocer a aquel que comparta una historia que suponga el mejor ejemplo de solidaridad y compromiso con los demás. Los testimonios tendrán que estar protagonizados por el propio accionista, no pudiendo ser experiencias de terceras personas.

En este sentido, los relatos pueden versar sobre proyectos para la lucha contra la pobreza y la exclusión social o la ayuda a personas enfermas o con discapacidad en cualquier ámbito: comedores sociales, parroquias, asociaciones, hospitales, centros de formación… tanto dentro como fuera de España. “Puede ser cualquier actividad solidaria, desde ayuda a un vecino que es muy mayor y que no puede comer solo y hay que darle de comer, hasta un proyecto en Tumbuctú para ayuda infantil. Sirve cualquier cosa. Se trata de ver cómo es la gente de solidaria y, sobre todo, llamar un poco también a esa solidaridad”, explican desde la propia compañía.

Para participar en Juntos Iberdrola 2017/Solidaridad, los interesados tienen hasta el próximo 20 de enero para enviar bien un vídeo con una duración máxima de un minuto y medio o, también, un documento en formato Word con una extensión máxima de una cara de un folio, que podrá ser acompañado, de manera opcional, por una fotografía.

Cinco finalistas

Todos los testimonios recibidos se subirán a la web corporativa y el día 10 de febrero un jurado elegirá las cinco historias finalistas. Estas acciones seleccionadas se colgarán en la web del grupo para que puedan ser votadas y elegir un ganador, en una votación abierta a todos los usuarios de la web, aunque solo podrán hacerlo una vez. “Involucramos a los accionistas desde el principio hasta el final, no solo para que muestren sus historias, sino para que decidan cuál les parece mejor”, remarcan desde Iberdrola.

El ganador recibirá una donación de 5.000 euros que se entregará directamente a la asociación o causa que elija y que se hará efectiva en el Día del Accionista, en la fecha de celebración de la próxima junta general de accionistas, en Bilbao.

En la convocatoria del año pasado se recibieron casi a 400 solicitudes. En esa ocasión se premió a la familia cuyos miembros llevaban siendo accionistas de Iberdrola más tiempo. Como remarcan desde la compañía, “también era un tema de sostenibilidad, vinculado al tiempo. El premio está siempre en la misma línea de sostenibilidad en el tiempo”.

Para Iberdrola, el premio “es un homenaje a todos aquellos que no hacen grandes ni espectaculares cosas, pero sí pequeñas cosas que suman por un mundo mejor, más sostenible y más solidario. Esas pequeñas cosas, dentro de los más de 600.000 accionistas que tenemos, suman un montón de cosas”.

Desde 2010

En España, cada año Iberdrola apoya una treintena de proyectos sociales a través de las convocatorias que realiza desde 2010 para la lucha contra la pobreza y la exclusión social y la ayuda a las personas enfermas y dependientes. Gracias a este programa, con más de 25.000 beneficiarios –tanto directos como indirectos– solo en 2015, se han generado cerca de 150 puestos de trabajo.

Normas