Energía

Las eléctricas recurrirán el nuevo margen de sus comercializadoras

Acudirán al Tribunal Supremo por considerarlo insuficiente y preparan la refacturación de la luz a 15 millones de clientes.

factura de la luz
Un usuario revisa facturas energéticas.

El Ministerio de Energía publicó el día de Nochebuena, la orden que desarrolla la metodología para calcular el margen comercial de las compañías que suministran electricidad en el mercado regulado a domésticos y pymes acogidos al precio de venta al pequeño consumidor (PVPC). Se trata de las comercializadoras de referencia, que filiales de las cinco grandes eléctricas. Estas llevaban esperando más de un año la publicación de dicho margen, después de que recurrieran en 2014 que el que se aplicaba no respondía a una metodología reglamentaria y de que en noviembre de 2015 el Tribunal Supremo les diese la razón.

 Fuentes empresariales confirman que las tres mayores del sector (Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa) volverán a recurrir el nuevo margen que, aunque es superior al que se aplicaba hasta ahora (lo que da derecho a las empresas refacturar la diferencia desde abril de 2014 a unos 15 millones de clientes), lo consideran insuficiente y es inferior al propuesto por la CNMC en dos informes.

Aunque alguna de las afectadas llegó a barajar la posibilidad de no refacturar (de esos 15 millones de clientes, tres millones han cambiado a otra comercializadora del mercado libre), pues no les compensaba por tratarse de importes muy pequeños, finalmente, todas refacturarán. Según cálculos de las empresas, para una potencia contratada de 4 kW, la refacturación será de 2,67 euros por cliente para el periodo 2014-2016. Para ello, las empresas tienen de plazo hasta el próximo octubre. Uno de los problemas que se plantean es precisamente cómo cobrar a los que ya no son sus clientes.

El mecanismo, no obstante, ha cambiado: frente a la cantidad fija que se cobraba hasta ahora (los citados cuatro euros por kW contratado al año), ahora las empresas cobrarán una cantidad fija por KW de 3,113 euros (un 22% menos que antes) y otra variable en función de los precios del pool (en estos momentos, unos 0,002 euros por cada kWh consumido), de tal manera que quien más consuma más pagará. Esos valores se revisarán en 2019, y según el ministerio, supondrán un incremento de la factura de dos céntimos al mes.

En sus informes, la CNMC proponía el pago de una cantidad en euros por cliente, al considerar que los costes fijos son independientes del tamaño de este, y otro variable, menor del que finalmente ha aprobado Energía. El resultado era un margen de comercialización mayor que el decidido por el departamento que dirige Álvaro Nadal, que se ha mantenido en la línea de la propuesta de Luis Guindos de junio.

Para las compañías afectadas, los dictámenes del organismo regulador, son su mejor defensa ante la Justicia, ante la que alegará que no se reconocen los costes de comercialización en que incurren para suministrar a los domésticos. Aunque la debilidad de la norma es que el ministerio no se atiene a la metodología del regulador, fuentes jurídicas recuerdan que esta no vincula al Gobierno, si bien, aquella queda “bajo sospecha” de falta de rigor y de objetividad.

 

La historia de nunca acabar

En abril de 2014 entraba en vigor un nuevo sistema de precios regulados (PVPC) para el pequeño consumidor, que debían suministrar las comercializadoras de referencia, y que sustituía a la anterior tarifa de último recurso (TUR). La regulación establecía un margen comercial para estas empresas, fijado en 4 euros por kW contratado y año, cuyo cálculo no respondía a una metodología, tal como establece la ley.

El error o negligencia se tradujo en una sentencia del Tribunal Supremo en noviembre de 2015, en la que admitía el recurso presentado por Gas Natural Fenosa en contra de dicho margen comercial. El Alto Tribunal no entró a valorar si este cubría o no los costes de las empresas, pero sí exigió la elaboración de un métdodo de calculo. El Ministerio de Industria pidió el informe preceptivo a la CNMC que no le remitió hasta principios del mes de junio. Para entonces, con Luis de Guindos como responsable del departamento que había abandonado José Manuel Soria, el tribunal había exigido una ejecución de su sentencia. El ministerio elaboró una propuesta de real decreto que, de nuevo, envió a la CNMC, en el que apenas aumentaba el margen a 4,2 euros kW. En agosto, el regulador se reafirmó en su primera propuesta, que era superior: 5,27 euros por kW. En ambos casos, había que refacturar la luz a los 15 millones de clientes que en abril de 2014 tenían PVPC, aunque por cantidades muy pequeñas.

El nuevo Gobierno de Mariano Rajoy aprobó a principios de diciembre un real decreto con la nueva metodología y el día 24 la orden que lo desarrolla. El resultado no ha satisfecho a las empresas que se preparan para volver a los tribunales, en esta ocasión, con el apoyo de los informes del regulador.

Normas