Automoción

China y Corea se hunden como compradores de coche español

La Europa de los 27 se refuerza como principal cliente de las fábricas de España, acaparando el 75,1% de las exportaciones.

La fábrica de Renault en Palencia
La fábrica de Renault en Palencia

En 2015, los vehículos fabricados en España vivieron un hito en su historia. Por primera vez, enviaron más de 10.000 vehículos a China, el primer fabricante mundial de automóviles y un país consumidor de su propia producción, que los fabricantes diseñan específicamente para su mercado. También Corea encadenó dos años comprando más de 20.000 vehículos a España y el año pasado, rozó las 30.000 entregas, quedandose en 28.430 unidades importadas.

Este año, sin embargo, las exportaciones a estos países se han hundido radicalmente. China ha pasado de comprar 11.022 automóviles en 2015 a 580 unidades en el acumulado a noviembre de 2016, según los datos recopilados por la patronal española de fabricantes de vehículos Anfac. Corea, por su parte, ha reducido sus importaciones a la mitad: de 28.430 unidades a 13.637 comercializaciones, según el mismo informe.

Expertos en el sector señalan que “es un problema de demanda”. El año pasado y el anterior, el Renault Captur fue el protagonista absoluto de las exportaciones a Asia y el pionero en cuanto a comercializaciones de relevancia en estos países. Sin embargo, este año los consumidores coreanos y asiáticos no se han decantado tanto por este modelo como en otras ocasiones.

“En otros mercados, como en Argelia, las automovilísticas han tenido más problemas para colocar los coches españoles por causas gubernamentales o de tasas aduaneras pero no es el caso de los asiáticos”, señalan. Las comercializaciones hacia Argelia han caído un 77%, hasta las 7.120 unidades.

Los expertos, aun así, no pierden la esperanza en Asia. “China es un mercado tan grande, que de un mes para otro, puede encargar 10.000 coches de una vez y desmontar las estadísticas”, señalan frente a Corea, un mercado más estable.

El Renault Captur no debería preocuparse por la caída de la demanda en principio si se tiene en cuenta que fue el todocamino más vendido en noviembre en Europa, con 18.081 unidades, por delante del Volkswagen Tiguan y el Nissan Qasqhai.

Estos mercados se refuerzan este año como principales demandantes de vehículos españoles. La Europa de los Quince se mantiene como principal destino de la exportación, con el 75,1% de las comercializaciones hacia estos países frente al 74,3% que representaban hace un año.

Sin embargo, este crecimiento en cuota de las exportaciones no proviene de los cuatro mercados principales para las comercializaciones españolas. Alemania, Francia, Italia y Reino Unido mantienen el 59% de las importaciones, la misma cuota de hace un año.

En concreto, las ventas a Reino Unido caen un punto y medio porcentual, de las 363.499 unidades vendidas en los once primeros meses del año pasado a los 334.500 entregas hasta noviembre de este año. Francia también pierde presencia, de un 17,2% de las ventas a un 16,9% mientras que Alemania sube del 16,9% al 17,6%. Italia también sube, representando el 10% de las exportaciones frente al 8,9% de hace un año.

Los países de la Europa de los 27 suben sus adquisiciones desde las fábricas españolas, con una relevancia especial de Polonia y Hungría. Polonia ha incrementado sus compras un 15% en los once primeros meses del año, hasta las 51.123 unidades. Hungría ha subido sus adquisiciones de coches españoles en un 26%, hasta las 18.504 unidades comercializadas.

Normas
Entra en El País para participar