Banca

Los bajistas suben sus apuestas hasta el 9% del capital de Popular

Los fondos especulativos siguen apostando por Popular pese al cambio de presidente

Banco Popular
Emilio Saracho, futuro presidente de Banco Popular EFE

Los fondos especulativos no se rinden y siguen apostando por nuevas caídas del precio de la acción de Banco Popular. Las posiciones cortas alcanzan ya el 9,1% de su capital (el dato es del 23 de didibmre, último comunicado), lo que supone el nivel más alto desde junio de 2010, fecha en la que comienzan los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco esperaba que tras el cambio en su cúpula con la salida de su actual presidente, Ángel Ron, y con el nombramiento de Emilio Saracho los fondos especulativos fueran deshaciendo sus posiciones y la acción comenzara a subir, pero parece que no es así.

Las posiciones cortas en el banco han pasado así del 7,79% comunicado el pasado 11 de noviembre al 8,6% notificado el 25 de noviembre, semana en la que la entidad celebró el consejo de administración tras el que la entidad comunicó que había cerrado filas en torno su presidente, Ángel Ron, algo que no solo fue una dilatación de la crisis que sufría su máximo órgano de gobierno. El pasado 9 de diciembre las posiciones cortas volvieron a afianzarse en el capital de Popular y se situaban en el 8,9%. En esa fecha ya se conocía la decisión del consejo extraordinario del día 1 de diciembre del nombrar en el primer trimestre de 2017 a Emilio Saracho, vicepresidente Global de JP Morgan, presidente del banco en sustitución de Ron.

Actualmente, las empresas que más apuestas a la baja tienen en Popular son AQR Capital Management, LLC, que a 26 de diciembre tenía declaradas posiciones bajistas sobre el 3,39% de la compañía, y Marshall Wace LLP, que el 21 de diciembre declaró posiciones cortas sobre el 2,92% del capital. Samlyn Capital LLC notificó el 9 de diciembre posiciones bajistas sobre el 0,75% del banco, que ha liderado las ganancias de la sesión de ayer, al subir un 2,52%, hasta los 0,934 euros.

Desde 2010, año en el que la CNMV comenzó a exigir que se le comunicase toda posición corta sobre cualquier cotizada española que exceda al 0,2% del capital social, es Popular la entidad que ha batido todos los récord. El 19 de agosto de este año, de hecho, las posiciones cortas solo tenían el 3,79% del capital de la entidad.

La toma de posiciones cortas es una operativa bursátil que utilizan los inversores cuando prevén que el mercado va a bajar o está sujeto a mucha volatilidad. En líneas generales, consiste en pedir prestadas acciones de una entidad a cambio de un alquiler con la intención de venderlas y posteriormente recomprarlas más baratas. El precio obtenido por la venta de los títulos compensaría con creces el alquiler y la posterior compra.

La CNMV ya emprendió hace algo más de un mes una investigación sobre la especulación bursátil en Popular, por si se estuvieran cometiendo irregularidades, ya que no se puede prohibir la operativa en corto. Varias fuentes señalan, no obstante, que es muy complicado averiguar si estas compras están concertadas con el propietario de los títulos que se colocan en Bolsa y si las adquisiciones son irregulares o no.

Normas