Crisis bancaria

Italia pondrá 6.500 millones en el rescate de Monte Paschi

Fachada de la sede de la italiana Banca Monte dei Paschi di Siena (MPS) en Siena, Italia.
Fachada de la sede de la italiana Banca Monte dei Paschi di Siena (MPS) en Siena, Italia. EFE

onte dei Paschi di Siena, el banco cuya delicada situación ha forzado a Roma a organizar un rescate bancario de 20.000 millones a costa de fondos públicos, necesita un 75% más de capital para sanearse de lo previsto hasta ahora. El BCE calcula ahora una necesidad de 8.800 millones, frente a los 5.000 estimados en el plan de recapitalización de la entidad, debido al deterioro de sus condiciones de liquidez durante el mes de diciembre.

 Las nuevas necesidades provocarán que el Estado italiano tenga que elevar su aportación a la firma. Según la agencia Reuters y el diario Il Sole 24 Ore, el contribuyente aportará unos 6.500 millones de euros, con lo que se quedará con en torno al 70% de la entidad. Los 2.300 millones restantes vendrán de los acreedores.

En una carta del BCE remitida al ministerio de Economía y Finanzas de Italia, la autoridad moentaria resalta que la posición de liquidez de Monte dei Paschi ha sufrido un rápido deterioro entre finales de noviembre [cuando el BCE realizó sus últimos cálculos] y el 21 de diciembre. Aunque la cifra de necesidad de capital está basada en los test de estrés de julio, que el banco italiano suspendió (fue el único), el BCE ha elevado los requerimientos debido al deterioro de la liquidez del banco. La disponibilidad de fondos a un mes ha caído hasta los 7.700 millones de euros desde los 12.100. La entidad ya advirtió la semana pasada de que solo tendría liquidez para cuatro meses. Según fuentes financieras citadas por la prensa italiana, la autoridad bancaria ha optado por un enfoque cauteloso, buscando un colchón de capital blindado ante nuevos sobresaltos.

La cifra definitiva y los detalles del rescate están aún por determinar, y de ahí que tanto las acciones como los bonos de Monte dei Paschi estén suspendidos de negociación por el supervisor, la Consob. En todo caso, el desembolso final del Estado dependerá del resultado del canje de deuda por acciones: dentro del plan previsto por el Estado los acreedores recibirán capital a cambio de sus bonos, con un descuento del 25% solo aplicable a los institucionales. Los particulares que tienen deuda de baja calidad (similar a las preferentes) recibirán, también, acciones, al 100% del nominal, pero después podrán volver a cambiar las acciones por deuda senior. Así el Ejecutivo protege a los cerca de 40.000 inversores minoristas que tienen unos 2.000 millones de euros en deuda del banco.

Monte dei Paschi di Siena solo tenía hasta fin de año para conseguir capital (plazo otorgado por le BCE), y el fracaso del referéndum constitucional de Matteo Renzi ahuyentó a los inversores privados. La última intentona del banco por buscar financiación fracasó el pasado día 22 de diciembre, abriendo la puerta al rescate público. Esa medianoche el Gobierno aprobó el decreto que daba luz verde a la disposición de 20.000 millones para sanear entidades financieras. Además de MPS, otras firmas como Banca Popolare diVicenza, Veneto Banca o Banca Carige esperan el rescate.

 

Normas
Entra en El País para participar