Infraestructuras

Abertis se estrena en Asia con dos autopistas en India

Invierte 128 millones y prevé la suma anual de 30 millones en ingresos y 25 millones en ebitda

La NH-45 y NH-44 tienen plazo de explotación hasta 2026

Abertis se estrena en Asia con dos autopistas en India Ampliar foto

Abertis ha ampliado horizontes más allá de sus tradicionales mercados de Europa y América. El grupo que dirige Francisco Reynés ha acordado su entrada en Asia con la toma de dos autopistas en India, país que va a convertir en plataforma para explorar nuevos proyectos en la región. Se trata de la NH-45, que controlará a través del 100% de la concesionaria Trichy Tollway Private Limited (TTPL), y de la NH-44, que va a operar con la toma del 74% de Jadcherla Expressway Private Limited (JEPL). Ambas concesiones expiran en 2026 y la parte vendedora son los fondos MSIIPL y SMIT, propiedad de Macquarie y State Bank of India.

La inversión, según ha comunicado Abertis esta mañana, será de 128 millones de euros y ambas concesionarias sumarán 30 millones anuales a los ingresos del grupo y 25 millones en ebitda. La compañía consolidará 85 millones de deuda.

De momento se trata de un acuerdo en firme, cuyo cierre definitivo depende del cumplimiento de "ciertas condiciones, incluyendo la aprobación de los prestamistas de las compañías", ha explicado la concesionaria española a través de un comunicado.

Potencial económico y equilibrio geográfico

El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés.
El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés.

"Esta operación supone un paso importante en nuestra apuesta por la diversificación geográfica, con la entrada en un continente en expansión y en uno de los países de mayor crecimiento potencial del mundo, lo que refuerza el liderazgo del grupo Abertis y equilibra la exposición a distintos mercados a nivel global", ha declarado el consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés.

Abertis lleva años explorando posibilidades en India, donde solo Isolux había apostado por el negocio concesional entre los grandes grupos españoles de infraestructuras. De hecho, la compañía había señalado este nuevo destino como estratégico en su plan de negocio 2015-2017. Resultaba atractiva la seguridad jurídica del país, pero asustaba la fuerte burocracia en el negocio concesional, la lejanía y desconocimiento del nuevo mercado. El reciente tanteo de oportunidades en Australia, así como las dificultades para entrar en Estados Unidos, han hecho que Abertis rompa barreras en el mercado asiático en busca de renovar su cesta de autopistas.

  • Ubicaciones en zonas industriales

Las dos autopistas que van a incorporarse al perímetro de Abertis cruzan los estados de Tamil Nadu y Telangana, respectivamente, regiones punteras en PIB y que evolucionan por encima del crecimiento económico medio del país. El consejero delegado de Abertis ha subrayado que la inversión respeta la exigencia del grupo en cuanto a tasas de retorno "y no pone en cuestión ni la política de dividendos ni el rating de la compañía".

La NH-45, en el turístico estado de Tamil Nadu, discurre en el sur de India. Sus 94 kilómetros de longitud conectan las áreas industriales de Trichy y Madurai con la capital del estado, Chennai. Su intensidad media diaria de usuarios es de 17.000 vehículos diarios.

La NH-44, por su parte, se encuentra en el área centro-sur de India, en el estado de Telangana, y va de Hyderabad a Bangalore a través de 58 kilómetros de recorrido. En plena zona minera, industrial y de comercio, su tráfico es de unos 21.000 vehículos diarios.

Faltan infraestructuras por 450.000 millones

India es la eterna promesa para el mundo de las infraestructuras, con previsiones que alcanzan los 450.000 millones de dólares en proyectos en los próximos cinco años. La mejora de los corredores de transporte, energía y desarrollo urbano son los grandes retos del país, incluida la gestión del ciclo del agua y el tratamiento de residuos.

El Gobierno tiene en marcha un plan para el desarrollo de 50.000 kilómetros de autopistas y está acumulando experiencia tanto en la colaboración público-privada como en modelos de pago por uso en las infraestructuras.

Normas