Coyuntura económica

El negocio de las empresas crece un 3,4%

Las empresas de servicios de mercado no financieros son las que más incrementan su actividad, un 4,7% interanual

Actividad de las empresas en octubre Ampliar foto

El Banco de España espera que la economía española crezca un 0,7% en el último trimestre y mantenga un avance del 3,2% al cierre del año. Estos datos concuerdan con el incremento de la cifra de negocio de las empresas en octubre, que mejoró un 1,2% respecto a septiembre y un 3,4% en términos interanuales, según los datos corregidos de efectos estacionales y de calendario facilitados el viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este indicador mide la actividad de las compañías de la industria energética y manufacturera, así como del comercio y resto de servicios de mercado no financieros. En total, las compañías representadas suman la mitad del PIB español y el 66,5% de la riqueza, si se excluyen las Administraciones públicas y los impuestos netos sobre los productos. De ahí que la recuperación de dicho indicador anticipe un buen trimestre en la actividad del sector privado.

Las empresas de servicios de mercado no financieros, que reúnen a todo el sector servicios –salvo el comercio, banca y seguros– fueron las que más incrementaron su cifra de negocio en octubre pasado, con un incremento del 4,7% respecto al mismo mes de hace un año. La industria energética, de saneamiento y gestión de residuos y el comercio se situaron seguidamente, con un avance de su actividad del 3,8% y 3,7%, respectivamente. Las empresas del sector del comercio son las que más peso tienen en este indicador, representando el 41% del global.

Finalmente, la industria manufacturera fue la que experimentó una mejora más tímida del 2% interanual en octubre. De hecho, si se observa lo que ha ocurrido en términos acumulados en lo que va de año, el negocio de estas empresas manufactureras –cuyo peso en el indicador es del 28,3%– registró una caída del -0,1% en comparación con los diez primeros meses de 2015.

Y aún se comportó peor la facturación de las compañías energéticas y de gestión de residuos, al reducirse un 11,6% entre enero y octubre. Si bien estas últimas entidades son las que menos peso tienen en este indicador (solo un 4,6%).

Los últimos datos de empleo, según el registro de afiliación a la Seguridad Social, reflejan que en noviembre prácticamente todos los sectores incluidos en este indicador –salvo la hostelería– crearon empleo. Esto anticipa también buenos datos para las cifras de negocio de noviembre.

Los precios industriales repuntan

No obstante, habrá que ver cómo influye en la actividad de las empresas el repunte de los precios industriales que se registró en noviembre por segundo mes consecutivo, tras más de dos años de caídas de estos precios.

Precisamente, el INE informó también el viernes de que el índice de precios industriales (IPRI) subió en noviembre un 0,6% interanual, lo que supuso tres décimas más que en octubre, cuando estos precios volvieron a tasas positivas por primera vez desde junio de 2014.

Este repunte de las tarifas industriales se vio impulsado por los precios de los bienes intermedios y los de consumo no duradero, que avanzaron un 0,8% interanual cada uno. Mientras que, por el contrario, el precio de la energía tuvo un efecto negativo en el indicador, al disminuir seis décimas su variación, hasta el 0,2%, “por la bajada de los precios del refino de petróleo”, según el INE. De ahí que, sin tener en cuenta la energía, el repunte de los precios industriales fue aún mayor, al subir un 0,8%, cinco décimas más que en octubre.

En este escenario, los sindicatos temen que una recuperación insuficiente de los salarios en 2017 dañe el consumo y, por lo tanto, la recuperación de la economía. Por ello, CC OO y UGT reclamaron a la patronal CEOE una respuesta “urgente” a su propuesta de incremento salarial entre el 1,8% y el 3% el próximo año. En una carta remitida a los negociadores empresariales de CEOE, Jordi García, y de Cepyme, Teresa Díaz, los sindicatos recuerdan que ya se conoce tanto la evolución del PIB estimada para este ejercicio como el cuadro macroeconómico para 2017, ambos indicadores necesarios para fijar la recomendación salarial a las empresas.

Normas