Movilidad

Uber y Tesla lanzan su servicio de chóferes en Madrid

Uber lanza su servicio de chóferes One, orientado a empresas.

Pondrá en funcionamiento decenas de Tesla, eléctricos de alto lujo, para el transporte de directivos

El Tesla de Uber One en Madrid
El Tesla de Uber One en Madrid

Ayer a las 12 de la mañana, los vehículos eléctricos de alto lujo de Tesla comenzaron a prestar servicio para los clientes de Uber en Madrid, en la primera iniciativa mundial de automóviles limpios de la empresa de movilidad estadounidense. La capital es la primera ciudad del mundo que cuenta con el servicio Uber One con estas características, con automóviles Model S de Tesla que se dirigen sobre todo a empresas y altos ejecutivos.

La compañía no precisó cuántos vehículos de Tesla estarán en marcha en Madrid, pero habló de “decenas”. “Uber prevé expandir la disponibilidad y los modelos durante 2017”, señalaron desde la compañía. La empresa de movilidad no compra los vehículos sino que se asocia con empresas de transporte que aportan también los conductores.

Uber quiere dotar a este servicio One de características añadidas que justifiquen un precio más elevado al de su servicio Uber X, que ya funcionaba en Madrid. Los precios ascienden a 0,45 euros por minuto y 1,5 euros por kilómetro. Un trayecto de unos 20 minutos a una distancia de unos seis kilómetros (un trayecto medio en la ciudad de Madrid) puede superar los 28 euros frente a los 18 euros de media de un trayecto en el otro servicio más económico.

La tarifa mínima que pagarán los usuarios de este servicio por cada desplazamiento será de 8 euros, la misma cantidad que se habrá de pagar si se cancela el servicio pasados 5 minutos desde que se solicitó.

Este servicio premium también es más oneroso que su competidor Cabify, que lanzó este verano un servicio de vehículos eléctricos premium con BMW. Estrenó 20 unidades del modelo BMW i3.

Sin embargo, esta iniciativa no es más costosa que su servicio normal y de hecho, durante algo más de tres meses, elegir un vehículo de menos emisiones llevaba incluido un descuento del 15% del precio total. Un desplazamiento medio con los chóferes de Cabify se coloca también en alrededor de los 18 euros, una tarifa competitiva respecto de los servicios del taxi. Cabify cobra 1,65 euros por kilómetro recorrido pero no incluye la variable del tiempo del desplazamiento. La tarifa mínima es de seis euros.

Con este servicio, Uber quiere “contribuir a la reducción de emisiones relacionadas con el tráfico, poniendo a disposición de los usuarios una alternativa de transporte innovadora, sostenible y económica”.

¿Cómo se utiliza?

La aplicación de Uber está disponible en iOS, Android, Blackberry 7 y Windows Phone. Para viajar con UberONE, el usuario tan sólo debe descargarse la aplicación, crear una cuenta y añadir el método de pago. Para iniciar su viaje, el usuario debe indicar el punto de destino y el punto de recogida.

Al seleccionar el viaje, la aplicación ofrece de manera simultánea el servicio UberX y el One, de modo que se ven las diferencias de precio de cada una de las posibilidades. En general, hay unos 10 euros de diferencia en el mismo trayecto, si bien depende mucho del tiempo del viaje.

La aplicación, “gracias al sistema de localización inteligente, pone en contacto al conductor más cercano con el usuario que ha solicitado el servicio”, explicaron desde la compañía. A continuación, le muestra los minutos que quedan para que el vehículo llegue al punto de recogida así como toda la información del conductor, la foto y el modelo y número de matrícula del vehículo.

Los vehículos tendrán disponible un dispositivo Microsoft Surface Pro 4 para los usuarios “para leer la prensa, consultar su correo electrónico y conectarse a redes sociales durante el trayecto”. También podrá escuchar música a través de su cuenta en Spotify, integrado en el panel de control del vehículo.

Pilar López, presidenta de Microsoft Ibérica, ha sido la primera pasajera de Uber One en Madrid. “Es muy gratificante participar en la puesta en marcha de este nuevo servicio”, comentó.

Retira los coches autónomos de San Francisco

Uber confirmó anoche que ha retirado los vehículos autónomos que circulaban por las calles de San Francisco. El organismo regulador del tráfico y la movilidad del Estado de California les exigió el jueves pasado, horas después de que Uber pusiera en marcha este servicio con vehículos autónomos de Volvo, que retirara estos automóviles de la ciudad de San Francisco "por no contar con los permisos necesarios para circular con estos coches". La compañía estadounidense replicó que los vehículos están supervisados por técnicos propios, que van en el interior del vehículo en todo momento pero aún así, han retirado los coches.

Normas