Mercado inmobiliario

Carmena recompra a la socimi Merlin la sede municipal de Hacienda

El Ayuntamiento de Madrid se hace con el edificio de la calle Alcalá 45 por 104 millones

Sede de Economía y Hacienda en la calle de Alcalá de Madrid.
Sede de Economía y Hacienda en la calle de Alcalá de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid ha recomprado la sede municipal de Economía y Hacienda, en la calle Alcalá, 45 por 104 millones. Ese mismo edificio había sido vendido por el consistorio en 2004, cuando Alberto Ruiz Gallardón (PP) era alcalde, por 99,7 millones. La idea del equipo de la alcaldesa Manuela Carmena es la de recuperar el patrimonio inmobiliario vendido con el fin de ahorrar en arrendamientos.

El comprador entonces fue Testa, filial de Sacyr, integrada desde el pasado año en la socimi Merlin Properties –cotizada en el Ibex 35–, que dispone de más de 9.300 millones en activos.

Tras el traspaso en 2004, el consistorio mantuvo en el inmueble la sede municipal de Economía y Hacienda con un contrato de alquiler de 6,7 millones al año hasta 2019. Por eso, desde el Ayuntamiento se asegura que por los tres próximos años, las cuentas municipales ahorrarán más de 20 millones en rentas. “En 12 años, el gasto que ha supuesto la transacción estará amortizado”, señaló el gobierno municipal ayer en un comunicado.

Desde el consistorio se señala la venta de ese inmueble por parte de Gallardón como “operación ruinosa”, ya que calcula que en 15 años, hasta 2019, se habrían pagado 91 millones al propietario. Esa transacción se hizo en 2004 dentro de una operación para hacer caja y comprar el Palacio de Cibeles, donde el político del PP trasladó la sede de la alcaldía.

Según lamenta el equipo de Ahora Madrid, el precio de la renta que las arcas municipales pagaban por Alcalá 45 se sitúa en los 28,37 euros por metro cuadrado, “un precio que está muy por encima del de mercado en esa zona, que se sitúa en 16,6 euros por m2. Esto arroja un sobrecoste superior a 1,5 millones”, explicó.

En el edificio continuarán las sedes de Economía y Hacienda; Participación, Transparencia y Gobierno Abierto; y la Oficina de Atención al Contribuyente. Allí trabajan 620 empleados municipales, aunque el consistorio cree que en el futuro puede albergar a más funcionarios. El ayuntamiento desestimó el traslado a otro edificio por el coste de la mudanza y posterior inversión en reformas.

Objetivo: reducir en un 80% los alquileres

Esta operación de recompra se enmarca en una estrategia del equipo de Manuela Carmena de reducir el coste anual de las rentas que paga el consistorio por los edificios en alquiler que ocupa. Las arcas municipales destinan actualmente 27,3 millones a esta partida, y para el final de la legislatura, en 2019, la apuesta es que la cifra se reduzca en un 80%, hasta los 5,2 millones.

Actualmente, la capital tiene 32 contratos de alquiler en vigor para sus instalaciones. Para rebajar el número, uno de los proyectos claves será el futuro Mercado de Legazpi, que acogería un complejo municipal para alrededor de 2.000 trabajadores a partir de 2019, y será una aportación decisiva a la reducción de arrendamientos.

Normas