Nuevas políticas

Grifols cree que la presidencia de Trump no afectará a su actividad

Una rebaja de las fiscalidad a las empresas sí les beneficiaría

La multinacional catalana de hemoderivados Grifols cree que la llegada de Donald Trump a la presidencia de EE UU no afectará a su actividad en este país. En declaraciones a Efe, la directora de relaciones con los inversores de Grifols, Nuria Pascual, ha asegurado que no espera “ningún cambio” en lo que concierne a Grifols por la llegada de Trump a la presidencia.

En todo caso, si se llegara a rebajar la fiscalidad a las empresas en EE UU, esa medida les podría llegar a beneficiar, ha apuntado Pascual, aunque ha dejado claro que esa posibilidad es todavía una mera especulación.

Grifols ha anunciado esta semana la adquisición de la unidad de diagnóstico transfusional de la compañía estadounidense Hologic por un total de 1.750 millones de euros, una operación que supone la segunda mayor de la historia de esta compañía, tras la compra de Talecris en 2010, y que es una de las principales del año en España.

El negocio de Hologic reforzará la división de diagnóstico de Grifols, la segunda en importancia de la multinacional, por delante de la denominada Bioscience, centrada en los medicamentos derivados del plasma.

En referencia al negocio de diagnóstico de Grifols, el dedicado a la fabricación de instrumentación y reactivos para la medicina transfusional, como son los test de tipaje sanguíneo o los de compatibilidad entre donante y paciente previos a una transfusión, Pascual ha comentado que en este campo la política del nuevo Gobierno estadounidense “afectará muy poco o nada” a Grifols.

Y es que, según ha explicado Pascual, “al final, las políticas sanitarias, de diagnóstico y de reconocimiento temprano de las enfermedades le interesan a los Gobiernos de cualquier color”.

Tampoco considera “probable” que la política de Trump vaya a afectar a la actividad de plasma; de hecho, Grifols extrae prácticamente todo el plasma que fracciona de centros de donación ubicados en EE UU.

El pasado 24 de noviembre, el presidente de Grifols, Víctor Grifols, aseguró, en un acto organizado por el Círculo de Economía, que si el nuevo presidente de EE UU, Donald Trump, dijera que el plasma generado en EE UU debe ser exclusivamente “para los americanos”, Europa se quedaría “sin medicamentos”.

Con esta reflexión de carácter hipotético, Grifols quiso poner de relevancia la dependencia que tienen la mayoría de los países europeos del plasma procedente de EE UU, un país que permite la donación remunerada de plasma.

Tras insistir en que Grifols no contempla que Trump vete la salida del plasma estadounidense al extranjero, Pascual ha asegurado que una decisión de ese tipo solo se abordaría, hipotéticamente, “por necesidades de seguridad nacional”, y no por una política “de partidos o de Gobiernos”.

Normas