Datos del INE

La población en España crece tras cuatro años consecutivos de caída

Una calle céntrica de Madrid el pasado puente de la Constitución.
Una calle céntrica de Madrid el pasado puente de la Constitución.

En el primer semestre de este año, la población española ha aumentado en 57.953 personas en comparación con el mismo periodo de 2015, lo que supone el primer crecimiento interanual que se produce desde 2012, dejando el número de habitantes en 46,46 millones.

Estos datos rompen la tendencia de pérdida poblacional que España arrastraba desde hace más de cuatro años cuando al envejecimiento de la población (más muertes que nacimientos) se le unieron los efectos de la crisis económica, con el regreso a sus países de miles de inmigrantes y la salida de numerosos españoles que tuvieron que emigrar en busca de empleo.

Si se comparan los datos del primer semestre de 2016 con el último de 2015, el aumento es de 22.274 personas, datos que, según Estadística muestran que “la tendencia se ha invertido”. Y es que el número de inmigrantes llegados entre enero y junio (186.059) fue superior, en 30.504, al de quienes se marcharon (155.555) y suficiente, además, para contrarrestar el saldo vegetativo negativo de 8.230 (205.836 muertes menos 197.606 nacimientos).

Este saldo migratorio de 30.504 personas es un 83,3% mayor que el del periodo anterior y supone el segundo semestre consecutivo con datos positivos tras seis años en negativo. De quienes dejaron el país en el primer semestre de este año, 47.784 eran españoles que, en su mayoría, emigraron a Reino Unido, Francia y Alemania.

Así lo refleja la Estadística de Migraciones del primer semestre de 2016 difundida por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que explica que en la segunda parte de 2015 ya se produjo un crecimiento de la población respecto al semestre anterior pero que esta es la primera vez, desde 2012, que aumenta en tasa interanual desde 2012.

Y es que, pese al incremento de población de la segunda parte de 2015, en el conjunto del año se redujo en 3.737 personas, según los datos definitivos. El INE exlica que, pese a esa caída, la población de nacionalidad española creció en 2015 en 32.459 personas, debido a que 114.351 ciudadanos extranjeros adquirieron la nacionalidad española. Y sólo entre enero y junio la población de nacionalidad española aumentó en 43.561 personas, más que durante todo 2015, debido, de nuevo, a las adquisiciones de nacionalidad española concedidas a 92.783 personas.

De modo que, si sólo se tienen en cuenta los españoles nacidos en España, este grupo poblacional se redujo en 28.703 personas.

Y también como consecuencia de las concesiones de nacionalidad española, la población extranjera residente en España se redujo en 21.287 personas (un 0,5 %) entre enero y junio, hasta 4,39 millones. En cuanto a los extranjeros que viven en España, los más numerosos son los procedentes de Rumanía (686.911), Marruecos (668.852), Reino Unido (298.250), Italia (196.746) y China (174.194). Entre enero y junio crecieron los ciudadanos procedentes de Italia, China, Reino Unido y Ucrania.

Normas