Refinanciación

Abengoa recibe luz verde de EE UU a su plan de viabilidad

La empresa ha pagado unos 22 millones de euros para lograr el plácet de los acreedores al otro lado del Atlántico

Una de las plantas solares de Abengoa.
Una de las plantas solares de Abengoa.

El plan de rescate de Abengoa, validado por la justicia española el pasado 8 de noviembre tras recibir la adhesión de dueños del 86% del pasivo financiero del grupo –de unos 8.600 millones de euros–, ya está listo para que surta efecto. El jueves, el Tribunal de Bancarrotas del Estado de Delaware (Estados Unidos) permió a las filiales de compañía en el país la salir del chapter 11, situación similar al preconcurso de acreedores español.

Para que los negocios de Abengoa en Estados Unidos hayan podido acogerse al acuerdo de reestructuración, la compañía ha pagado a los acreedores que se oponían 23 millones de dólares en efectivo (unos 22 millones de euros), según Reuters. El problema es que la ley de bancarrota estadounidense requiere por regla genera que el accionista –en este caso, Abengoa– renuncie a toda su inversión si los acreedores no son pagados en su totalidad. A diferencia de lo que ocurre en España, donde se necesita la luz verde de representantes de un mínimo del 75% del pasivo financiero, allí no hay homologación si no existe unanimidad de los acreedores.

Entre los que han maniobrado para que el acuerdo no entrara en vigor en EEUU está la compañía Portland General Electric, que además ha demandado a Abengoa, por supuestos defectos en la construcción de una planta de energía en Oregón.

Con este visto bueno, que será comunicado a la CNMV en las próximas horas o el lunes 17, una vez que el juez estadounidense la haga oficial, el grupo que preside Gonzalo Urquijo tiene todo listo para que su refinanciación y su plan de viabilidad se pongan a funcionar. Ya logró la aprobación de la justicia de Reino Unido a finales de noviembre. Faltarán por resolver, eso sí, eventuales flecos de última hora.

ABENGOA 0,02 4,21%
ABENGOA B 0,01 0,00%

Abengoa logró el 22 de octubre la aprobación de sus accionistas para realizar una capitalización de alrededor de 6.500 millones de los 8.600 millones de pasivo financiero y una inyección de dinero nuevo por hasta 1.170 millones de euros. Los hedge funds –Abrams, The Baupost, Canyon, Centerbridge, D.E. Shaw, Elliott, Hayfin, KKR, Oaktree y Värde– y Santander, CaixaBank, Bankia, Popular y Crédit Agricole serán los que aporten el efectivo.

Los acreedores antiguos tendrán un 40% del capital siempre que opten por capitalizar su deuda. Se les entregarán acciones equivalentes al 70% del valor nominal de su deuda, y mantendrán el 30% en deuda que les será devuelta en ocho años, con una rentabilidad del 0,25% de entrada, que puede subir al 1,5%. Los acreedores que han optado por no adherirse al plan sufrirán una quita del 97% sobre la deuda inicial y recibirán el 3% que les quedará a los 10 años sin remuneración.

Desde que la compañía solicitara el preconcurso de acreedores en noviembre del pasado año, su capitalización ha pasado de más de 3.000 millones de euros a los 208 millones con los que ha finalizado hoy. La ampliación supondrá multiplicar el número de acciones de Abengoa por cerca de 22. Se pondrán en circulación casi 18.000 millones acciones. En la actualidad el número total de títulos es de 941,8 millones, de los que 858,7 millones son B (con un derecho de voto) y otros 83,1 millones son A, con 100.

Normas