Breakingviews

Corea no quiere las monedas del cambio

Seúl pretende eliminar el metal en 2020, para fomentar el pago electrónico

Pago con tarjeta.
Pago con tarjeta.

La aversión de Corea del Sur al dinero en efectivo es ya oficial. El país quiere eliminar las monedas en 2020. Para una de las naciones más cableadas del mundo, donde los pagos electrónicos ya son habituales, es un objetivo alcanzable.

A partir de la primera mitad de 2017, los coreanos podrán cargar el dinero del cambio en las tarjetas de prepago que ya se usan ampliamente para pagar el transporte público. Más adelante, los consumidores podrán depositar el cambio directamente en su banco y en cuentas de pago móvil.

A partir de 2017, los ciudadanos podrán cargar el dinero del cambio en las tarjetas de prepago que se usan para el transporte

Puede que no sea posible deshacerse completamente de las monedas, porque, por ejemplo, muchos visitantes extranjeros que vayan a estar poco tiempo no se molestarán en inscribirse en métodos de pago alternativos. El Banco de Corea no está diciendo tampoco que vaya a dejar de acuñar monedas.

Pero una reducción significativa de la cantidad de metal es factible gracias al amplio uso de los sistemas de pago electrónico. En el segundo trimestre, las transacciones diarias con las tarjetas de transporte ascendieron a 13 millones, en un país de 50 millones de habitantes.

En India se está llevando a cabo otro experimento monetario: el mes pasado el Gobierno anuló abruptamente varios tipos de billetes, que representaban el 86% del valor en circulación. La medida pretende frenar la corrupción, pero también fomentar un cambio hacia las transacciones digitales, un objetivo mucho más difícil en India, donde la inclusión financiera sigue siendo un problema.

Un factor que ayudará a Corea a aplicar el cambio es que su población se adapta rápidamente a las tendencias. Asia en su conjunto depende de las transacciones en efectivo mucho más que otras partes del mundo. Los gobiernos podrán fijarse en el experimento de Seúl, dado que las economías movidas por el efectivo son ineficientes y propensas a la corrupción. Corea probablemente demuestre que con el uso correcto de la tecnología, los países pueden limitar suavemente el uso de efectivo.

Normas