Canarias

Canarias, en el vagón de cola de la ‘economía del conocimiento’

Del total de población en edad de trabajar, apenas el 21,1% cuenta con estudios superiores

La competitividad regional, en cifras Ampliar foto

Canarias es una potencia mundial en el turismo. Ya se sabe. Pero no parece tan preparada como otras comunidades para afrontar los retos de la llamada la llamada economía del conocimiento. Las islas se encuentran en las últimas posiciones en la mayor parte de las variables que han estudiado la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), en un informe que analiza la economía del conocimiento. Usa para ello tres variables: la citada dotación tecnológica, el desarrollo de actividades de I+D+i y el capital humano de alta cualificación.

No constituye esta una estadística menor: la economía del conocimiento ha permitido a las comunidades autónomas que la han desarrollado con mayor intensidad (sobre todo Madrid, País Vasco y Navarra) resistir mejor la crisis en términos de renta, productividad y empleo. Estas tres regiones más competitivas son, casualmente, las que tienen más población activa con estudios superiores, en una proporción superior al 35%. En el otro lado están Canarias, Castilla-La Mancha y Extremadura, con tasas inferiores al 20%. “El capital humano es un seguro contra el paro. Existe una correlación directa entre la tasas de paro y el nivel formativo”, aseguró esta semana el investigador del Ivie, catedrático de la Universitat de Valencia y director del estudio, Ernest Reig.

Y es que los datos no son muy halagüeños con las perspectivas de las Islas Canarias. Del total de población en edad de trabajar, apenas el 21,1% cuenta con estudios superiores, frente al 27,4% de media en España y el 37,9% de la Comunidad de Madrid. Entre los empresarios, esta proporción mejora a la media nacional: 36,1% frente al 35,6%. 

Canarias solo logra ponerse por delante de La Mancha, Andalucía,Extremadura y Murcia

La economía canaria apenas ofrece un 23,8% de ocupaciones de alta cualificación, frente al 32,4% nacional o el 45,8% nacional. En conclusión, el valor añadido bruto que ofrecen las islas basado en el conocimiento apenas alcanza el 50,6%, cinco puntos menos que la media nacional y a considerable distancia del líder, Madrid, con el 63,3%.

Canarias también está en la cola de indicadores como empleo en manufacturas, servicios y comercio TIC, con un porcentaje que es menos de la mitad de la media nacional. El empleo en ocupaciones TIC es cuatro veces menor en Canarias que en Madrid (1,3% frente al 5,8%). En el caso de la proporción de sectores intensivos en TIC frente al valor añadido bruto, el dato se queda en el 21,3%, frente a la media del 27,5% de España.

No todo es malo: Canarias presenta una proporción superior en presencia de empresas en el primer nivel de rentabilidad, con un 29,6% frente al 25% estatal. En conclusión, según el informe, Canarias se sitúa a la cola de un vagón intermedio en la implantación de la economía del conocimiento, superando solo a Castilla-La Mancha, Andalucía,Extremadura y Murcia.

Normas