Diez fallos que crean a la pyme problemas informáticos

Los fallos informáticos a los que está expuesta una pyme son diversos

Diez fallos que crean a la pyme problemas informáticos

La apuesta de las pymes por las nuevas tecnologías les lleva, en numerosas ocasiones, a experimentar errores de carácter informático que se pueden evitar. Estos fallos, a juicio de Gadae Netweb, son diversos, aunque desde esta organización han desarrollado un decálogo que contiene los más habituales.

  1. Control. No llevar un control de los programas instalados, ya sean descargados de Internet o comprados bajo licencia, puede implicar muchos riesgos. De igual modo, estas aplicaciones pueden ralentizar el funcionamiento del ordenador.
  2. Obsolescencia. Mantener sistemas operativos obsoletos y que no pueden ser actualizados da paso a que la pyme presente vulnerabilidades ante ciberdelincuentes.
  3. WiFi. Tener una red wifi sin contraseña o contar con una que sea fácil de identificar puede suponer que distintos intrusos lleguen a robar el ancho de banda contratado por la empresa.
  4. Virus. Carecer de un antivirus instalado hace que la empresa corra riesgos innecesarios. Así, en caso de que se descargue un virus por descuido o mala praxis puede generarse una infección en el aparato, poniendo en peligro los datos e información que contienen.
  5. Contraseñas. Crear y proteger de manera ineficiente las contraseñas del ordenador puede dar lugar a que personas ajenas a la empresa hackeen los ordenadores y sus componentes: redes sociales, correo electrónico, etc.
  6. Hardware. No contar con torres que presenten una buena disposición puede suponer que estas generen polvo. Un material que obstruye los ventiladores del ordenador, calentándose con ellos sus componentes y aumentando las posibilidades de sufrir una avería.
  7. Sistema operativo. No actualizar el sistema operativo supone un riesgo. De ahí que los expertos aconsejen no desconfigurar las actualizaciones automáticas ni dejar pasar tiempo entre cada uno de estos procesos.
  8. USB. Conectar dispositivos USB sin analizar previamente puede ayudar a difundir virus entre ordenadores. De ahí que haya que ser prevenido y estudiar con detenimiento estos elementos.
  9. Página web. No revisar la seguridad de la página web de la empresa puede generar una ventana abierta para los ciberdelincuentes. De ahí que resulte importante actualizar las plataformas digitales en las que se desarrollan.
  10. Verificación de datos. Otro error común es proporcionar datos a terceros sin verificar. De ahí que haya que tener mucha precaución ante distintas estafas, basadas en petición de registros.
Normas
Entra en El País para participar