Regulación

La nueva directiva de seguros pondrá coto a los comparadores

Tendrán que publicar sus tarifas y dar más información

Elena Betés, fundadora de Rastreator y directora de comparadores en Europa de Admiral Group.
Elena Betés, fundadora de Rastreator y directora de comparadores en Europa de Admiral Group.

La Dirección General de Seguros (DGS) –dependiente del Ministerio de Economía– lleva años intentando crear un marco legislativo para las páginas especializadas en la comparación de pólizas, pero nunca ha llegado a dar el paso. Hasta ahora.

La Comisión Europea ha aprobado la nueva directiva de distribución de seguros (IDD, por sus siglas en inglés), y durante el próximo ejercicio esta normativa debe transponerse al ordenamiento jurídico español. Una de las principales consecuencias que páginas como Rastreator.com tendrán que someterse a la regulación y cambiar algunas de sus prácticas operativas.

Jesús Almarcha, abogado del despacho Gómez-Acebo & Pombo, considera que la directiva deja escaso margen de interpretación sobre si aplica o no a los compradores. “Desde el momento en que estas páginas hacen negocio comparando seguros y ofreciendo recomendaciones, deben ser consideradas como un distribuidor de seguros”.

Hoy por hoy, cada uno de los portales tiene una consideración jurídica distinta. Rastreator.com y Seguros.es (controlados por la aseguradora británica Admiral, con sede en Cardiff), operan con una licencia de Gales y supervisión de la FSA. Otros, son propiedad de entidades financieras, de corrededurías de seguros o, incluso, funcionan en régimen de publicación editorial.

Una vez que se trasponga la directiva al Derecho español, los comparadores tendrán que someterse a los mismos requisitos que otros distribuidores de seguros.

Entre otras cosas, los compradores “deberán informar sobre quién remunera la comparación, por qué importe, los mecanismos de resolución alternativa de conflictos que existen y las razones por las cuales un seguro es recomendable frente a otros”, apunta Almarcha.

La directiva también es muy puntillosa en cuanto a al modo en que presentan al consumidor el resultado de la comparación. “La información deberá detallarse en un documento breve e independiente, que será fácilmente accesible para el usuario, y suministrado con una redacción clara y comprensible en un soporte duradero o en una página web en la que el tomador pueda acceder sin problemas cuantas veces considere oportunas durante un tiempo razonable”, explica el abogado.

Con el auge de los portales comparadores de pólizas, el sector asegurador se ha venido quejando de que en muchas ocasiones los resultados que ofrecen estas páginas no son los más adecuados. También consideran que durante años se ha permitido a los comparadores prestar unos servicios propios de un mediador de seguros, sin tener que someterse a la normativa específica.


Formación a los empleados

Otro de los aspectos que cambiarán cuando se desarrolle la nueva directiva de distribución de seguros es el de la formación. A la espera de la transposición, es muy posible que se exija al personal que trabaja en los compradores de seguros que dedique al menos 15 horas al año a mejorar su formación.

Un portavoz de Rastreator.com ha declinado comentar la nueva normativa hasta que no se transponga al ordenamiento jurídico español. Asegura que estos aspectos legales los están evaluando desde el grupo Admiral. El portal también tiene pendiente ver qué ocurre con la negociación de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, ya que podría perder su licencia para operar en España.

Decenas de portales, cada uno con su regulación

El panorama de comparadores de seguros en España es cada vez más amplio y variado. Con el mayor acceso a Internet y la generalización de los teléfonos inteligentes, son cada vez más los consumidores que hacen búsquedas en la web para cotejar precios y coberturas. Este fenómeno ha provocado que surgan iniciativas empresariales muy diversas, con niveles de regulación variopintos.

El líder indiscutible entre los comparadores es Rastreator. Esta compañía está controlada en un 75% por el grupo asegurador británico Admiral y en un 25% por la compañía española Mapfre. Admiral es también líder en Reino Unido con su web Confused.com.

Rastreator.com tiene la licencia como operador en Gales (está supervisado por la FSA británica) y actúa en España en régimen de derecho de establecimiento. Hace dos años compró la página Seguros.es, propiedad del italiano Mutui.it.

En el caso de la página web Superbuscador.com, actúa bajo el paraguas de operador de bancaseguros vinculado a la aseguradora de Banco Santander.

La correduría Proyectos y Seguros (propiedad del empresario Ángel Vázquez) tiene como colaboradores externos a varios comparadores con bastante tirón, como Acierto.com, Arpem.com y Mipoliza.es. También ha ofrecido sus servicio a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), para que tenga su propio comprador, así como a varias web con comparadores sectoriales, como Quierosalud.es; Tarifika.com... Otras corredurías de seguros tienen sus propios comparadores, como Segurosbroker.com o Aseguravida.com.

Una última fórmula es la de Kelisto.es, que funciona bajo el paraguas de “actividad publicitaria”, y no como mediador de seguros.

Normas