Alimentación

Campofrío reabre su fábrica dos años después del incendio

El Rey Felipe VI inaugura las nuevas instalaciones en Burgos

Apenas dos años después del incendio que arrasó la fábrica de Campofrío en Burgos, donde trabajaba un millar de empleados, la compañía cárnica ya tiene listas las nuevas instalaciones. Este miércoles el Rey Felipe VI ha sido el encargado de inaugurar la planta tras 24 meses de trabajos y una inversión de 225 millones de euros por parte de Sigma, la empresa mexicana propietaria de la empresa alimentaria.

“Hemos sacado lo mejor de nosotros, trabajando con un objetivo común la empresa y los trabajadores”, aseguró Pedro Ballvé, presidente del consejo de Campofrío tras la inauguración. Desde la semana pasada 318 empleados ya están trabajando y durante los próximos meses se irán incorporando el resto hasta 663 trabajadores que ya han sido dados de alta tras concluir el ERTE de dos años. El resto, hasta los 774 empleos directos que tenía la instalación, se han adherido a iniciativas como prejubilaciones.

La fábrica, construida en un proyecto conocido como Fénix, se presenta con mejoras en seguridad con el objetivo de evitar sucesos como el ocurrido en 2014. De esta forma se han construido cinco plantas (tres grandes y dos más pequeñas) separadas cada una con 10 metros que evitarían que se propagaran las llamas. Además, se han instalado 20.000 rociadores y 70 kilómetros de tuberías para ayudar a la extinción de incendios.

Pero también hay una mejora productiva para la nueva fábrica. El objetivo es que en los próximos seis meses se recupere la capacidad productiva que tenía el anterior centro, el más grande y moderno de la compañía cárnica. Tras ese primer medio año, la nueva construcción permitirá a la empresa ampliar su capacidad en hasta un 30%, según aseguraron representantes de la empresa.

Al acto acudió el monarca, que aseguró que se trata de “un ejemplo de compromiso” por parte de todos los agentes implicados. Junto a él visitó la fábrica Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, Juan Vicente Herrera, presidente de la junta de Castilla y León, y representantes de los trabajadores. También estuvo Cándido Méndez, ex secretario general de la UGT que medió en su momento en la búsqueda de soluciones para la plantilla y aseguró que es una de las cosas de las que se siente “más orgulloso” en su paso por el sindicato.

Normas