Reordenación bancaria

Economía prevé vender en Bolsa paquetes de Bankia de en torno al 20%

El proyecto inicial es vender paquetes entre el 15% y el 20% durante 2017 y hasta los primeros meses de 2018.

El objetivo del Gobierno es que la entidad se mantenga independiente

Bankia
Una familia pasando por delante de una oficina de Bankia

Economía no quiere retrasar más allá de los primeros meses de 2018 la privatización total de Bankia. El proyecto inicial es vender paquetes entre el 15% y el 20% durante 2017 –si el mercado lo permite– hasta los primeros meses del siguiente año, aunque el diseño no está cerrado. La posible fusión con BMN se produciría en julio, por lo que alguna venta de Bankia se podría realizar antes. Con estos porcentajes el Estado perdería ya en la primera colocación la mayoría en el capital. El FROB cuenta con el 65% del capital en las dos entidades.

La privatización de Bankia y de BMN se ha convertido en uno de los retos de la actual legislatura de Mariano Rajoy. Ha comenzado la cuenta atrás para ambas entidades, que tienen como fecha para que el FROB –que controla en ambos casos el 65% del capital–, salga de las dos firmas hasta finales de 2017 en el primer caso, y hasta el primer trimestre de 2018 en el segundo. Bruselas y el Banco Central Europeo (BCE) ya han reclamado que se acelere la privatización de estas dos entidades. Pese a ello, el Estado no quiere malvender, razón por la que, como ya declaró el ministro de Economía, Luis de Guindos, en una entrevista a Financial Times el pasado lunes, podría esperar hasta los primeros meses de 2018 para completar la privatización de Bankia.

El objetivo final es devolver los 22.424 millones de euros que la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri recibió como ayudas públicas en 2013, y los más de 1.600 millones que inyecto el Estado en BMN. Para ello, Economía, a través del FROB, se irá desprendiendo de paquetes de Bankia cuando considere que se abre una ventana en los mercados para realizar estas colocaciones. El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ya explicó el pasado 26 de octubre en la presentación de resultados del banco que “en la medida en que el efecto de los bajos tipos de interés empiece a desaparecer y el mercado perciba que los beneficios mejoran, puede haber ventanas de oportunidad para continuar con el proceso de desinversión. Sería bueno y deseable”.

Los porcentajes que se irán vendiendo, como las fechas aún no están definidas, pero varias fuentes financieras hablan ya de colocaciones entre el 15% y el 20% del capital (mínimo un 10%, pero parece que es un paquete pequeño para las pretensiones del Gobierno de salir de Bankia en menos de 17 meses), porcentajes más elevados que la primera y única enajenación que se realizó de Bankia tras su nacionalización, y que fue en febrero de 2014. Entonces el Estado colocó en el mercado el 7,5% de la entidad, a un precio de 1,51 euros la acción, lo que supuso un descuento del 4,4% respecto a los 1,58 euros en que cerró la entidad un día antes de llevarse a cabo esta venta a inversores institucionales. El Estado ganó 136 millones al vender este 7,5% de BFA-Bankia por 1.304 millones.

Las mismas fuentes aseguran, no obstante, que el precio de referencia para las próximas ventas no será de 1,51 euros por acción, dadas la cotización actual de Bankia, que ayer cerró a 0,87 euros por título, lo que suma una capitalización bursátil de 10.010 millones. Las próximas colocaciones se realizarán, eso sí, como la llevada a cabo en febrero de 2014, solo dirigida a institucionales. Pero el proyecto de Economía pasa por que Bankia siga siendo un jugador independiente en el sistema financiero español. De cualquier forma, es muy complicado que un banco español quiera hacerse con Bankia, ya que debería lanzar una opa y realizar una ampliación de capital para absorber su valor bursátil más una prima, “y parece que no hay ninguna entidad en condiciones de llevar a cabo una ampliación para su compra”, reconocen varias fuentes financieras.

Otro objetivo es que ya con la primera colocación que se efectúe el Estado pierda la mayoría del capital en Bankia, aunque no su control. Bankia ha retornado al Estado desde 2014 un total 1.627 millones entre dividendos y la venta del 7,5%, cifra que se elevará a otros alrededor de 200 millones de euros este año con el dividendo previsto de 2016, que será como mínimo igual que el del año precedente. BMN, mientras, será previsiblemente absorbida por Bankia, lo que mejorará el precio de esta segunda entidad, ya que si la operación no crea valor no se llevaría a cabo. Esta posible fusión se realizaría en julio.

Normas