El directivo público: profesionalización y objetividad

Montoro avisa que la amnistía fiscal no prescribe el 30 de noviembre

amnistía fiscal
Cristóbal Montoro, el ministro de Hacienda y Función Pública

Del 4 de junio al 30 de noviembre de 2012. Ese fue el plazo establecido por Hacienda en 2012 para la presentación de la “declaración tributaria especial”, más conocida por amnistía fiscal. Esos plazos marcaban que el 30 de noviembre de 2016 (la próxima semana) entraba en vigor la prescripción y por lo tanto no se podría pedir cuentas a ningún contribuyente que hubiera presentado la citada declaración. En el pacto entre los populares y Ciudadanos tras las segundas elecciones, la formación dirigida por Albert Rivera quería evitar la prescripción del proceso para poder reclamar posteriormente que las personas que se beneficiaron de la amnistía pagarán el 10% de lo aflorado y no el 3% que finalmente abonaron.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, negó que se vaya a producir una prescripción de la ‘amnistía fiscal’ el próximo 30 de noviembre como considera Ciudadanos. “Lo que está preparando, y se hará en las próximas horas, es un aviso a los declarantes de esa tributación extraordinaria de 2012 relativo a que no hay caducidad en ese procedimiento y todas las investigaciones facilitadas a partir del mismo no caducan a final de mes”, afirmó tras participar en la inauguración de la jornada El directivo público: profesionalización y objetividad, organizado por la Federación de Asociaciones de Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado (Fedeca),

Ciudadanos mantiene que el límite legal para la revisión de las declaraciones caduca el próximo 30 de noviembre, tal y como fija la Ley General Tributaria sobre la prescripción del delito fiscal, y por ese motivo registró el pasado jueves una interpelación urgente a Montoro para que explicar si Hacienda exigirá a las grandes fortunas que se acogieron a la amnistía fiscal de 2012 que tributen el 10% del dinero repatriado, como en un principio estaba previsto, en vez del 3% finalmente establecido.

El titular de Hacienda recogió ayer el cargo con rapidez. “Hay quien opina que hay prescripción pero no hay prescripción. Por tanto no hay ninguna preocupación porque prescriba nada a final de mes. La Agencia Tributaría así se lo hará conocer a cada uno de esos contribuyentes para decirles que no existe ninguna prescripción al respecto de posibles y futuras investigaciones”.

A la espera de conocer si prescribe o no, el presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), José Ignacio Alemany, enfrió el entusiasmo de Montoro respecto a la posibilidad de impulsar nuevas investigaciones entre los declarantes. “Una posible revisión de la amnistía fiscal es técnicamente imposible. La fecha del 30 de noviembre es irrelevante, a lo que se suma que la ley sería inconstitucional y provocaría multitud de recursos”.

Los asesores consideran que reclamar ahora una cuota adicional a los amnistiados constituiría una medida “con carácter retroactivo, probablemente inconstitucional, y que dañaría gravemente el principio de seguridad jurídica”. De hecho dan por descontado que, pese a lo firmado, Hacienda no accederá a las exigencias de Ciudadanos en este ámbito.

Confirma futuras subidas triburarias en especiales

Montoro confirmó que el Gobierno descarta subidas o modificaciones en el IRPF y el IVA, y está explorando continuar con cambios en el Impuesto de Sociedades y trabaja en la modificación de algunos impuestos especiales para cumplir con el objetivo de déficit del 3,1% en 2017. Así lo confirmó en declaraciones a los periodistas tras inaugurar la jornada El directivo público: profesionalización y objetividad, organizado por la Federación de Asociaciones de Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado (Fedeca).

El diputado Vicente Ten, uno de los portavoces económicos de Ciudadanos en el Congreso, recordó que el compromiso de Ciudadanos es no subir los impuestos a la clase media y trabajadora y que la idea de subir los impuestos especiales ha partido del Gobierno. “Si apuesta por subir los impuestos a tabaco o a los hidrocarburos, C´ sestará en la negociación para hablarlo, y apuntó que habrá colectivos muy perjudicados como los transportistas”.

Por su parte, el portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Pedro Saura, apuntó que antes de subir los impuestos especiales, al tabaco o a los carburantes, que afectan “al bolsillo de los ciudadanos”, el Gobierno debe reformar en profundidad el IRPF para hacerlo más progresivo y el impuesto sobre sociedades, para que paguen más las grandes empresas.

Normas