Resultados de las elecciones primarias

Fillon arrasa y disputará con Juppé la segunda vuelta de la derecha francesa

Fillon gana con claridad la primera ronda de las primarias, con el 44% de los votos

Sarkozy queda fuera de la carrera por la presidencia de Francia

El exprimer ministro francés Francois Fillon
El exprimer ministro francés Francois Fillon Getty Images

Los ex primeros ministros de Francia François Fillon y Alain Juppé se diputarán en segunda ronda ser el candidato conservador a las presidenciales de 2017 de Francia, después de la celebración ayer de la primera vuelta de las elecciones primarias, que han dejado al ex presidente Nicoals Sarkozy fuera de la carrera presidencial.

 El partido de la derecha tradicional francesa celebró ayer sus primeras elecciones primarias para elegir al candidato que representará al partido en las elecciones presidenciales que se celebrarán el 23 de abril del próximo año en primera vuelta y el 7 de mayo en segunda vuelta.

Casi al final del escrutinio, los resultados arrojan la victoria para Fillon, con un 44% de los votos, seguido de Juppé con un porcentaje del 28,5% y de Nicolas Sarckozy, con el 20,6%.  Sarkozy sufre un duro golpe en sus aspiraciones al quedar fuera del pulso por convertirse en el candidato del partido. 

Fillon, de 62 años, que gran parte de la campaña fue considerado como el tercer hombre del anunciado duelo entre Juppé y Sarkozy, remontó en las últimas semanas. “En todos los sitios los franceses me han mostrado que quieren autoridad. Mi proyecto trae una nueva esperanza. Mi convicción es que nadie puede parar a una nación que se levanta por su orgullo”, aseguró tras su victoria.  

La dimensión de la victoria de Fillon fue tal que algunos dirigentes pidieron a Juppé que se retirara de la carrera para evitar disensiones en la derecha y el centro. Sin embargo, Juppé, el actual alcalde de Burdeos, dijo que "continuará el combate por todos aquellos que creen en mí, por mis convicciones y por la idea que tengo de Francia”, en un discurso ante sus fieles en su cuartel general.

Por su parte, en su intervención de admisión de la derrota, Sarkozy apuntó a su posible retirada de la vida pública y anunció su apoyo a Fillon, pese a que este fundamentó buena parte de su campaña en las críticas a su antiguo jefe.   “Quiero dar las gracias a mi mujer y a mis hijos, siento haberles impuesto muchas penalidades. No es fácil vivir junto a un hombre que despierta tantas pasiones como yo. Ha llegado el momento de aportarles más pasión privada y menos pública. Buena suerte a Francia”, dijo. Consideró que tanto Fillon como su contrincante en la segunda vuelta, Alain Juppé, “honran a la derecha francesa”, y pidió a sus electores que no voten por los partidos extremos.

Además de los tres candidatos, habían presentado su candidatura los exministros Bruno Le Maire, Nathalie Kosciusko-Morizet y Jean-François Copé, además del presidente del partido cristianodemócrata Jean-Frédéric Poisson. Ninguno de ellos supera el 4% de los votos. 

La primera ronda de las primarias de la derecha francesa ha registrado una elevada participación. La predicción del instituto demoscópico Elabe, difundida por el canal informativo “BFMTV”, sitúa la cifra en entre 3,9 y 4,3 millones de votantes, es decir, en torno al 10 % del total del cuerpo electoral en Francia. Esta movilización supera las expectativas y es muy superior al único precedente en la política gala, las primarias del partido socialista de 2011 que ganó François Hollande.

El candidato que elija el partido conservador se medirá con la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, favorita en los sondeos para la primera ronda de las elecciones presidenciales. El ganador de las primarias conservadoras tendría muchas posibilidades de convertirse en presidente de Francia si Le Pen es derrotada en la segunda vuelta por la movilización en su contra del resto de partidos. 

 

Normas