Reparto y logística

El sector logístico negocia con Carmena un nuevo plan urbano

La patronal de logística UNO ha presentado un estudio al Ayuntamiento de Madrid

El objetivo es evitar verse afectados por los cortes de tráfico

Furgoneta de Seur en el paseo de la Castellana.
Furgoneta de Seur en el paseo de la Castellana.

Las continuas alertas de altos niveles de contaminación en Madrid y un plan de contención que incluye la posibilidad de cortes de tráfico ha llevado a los transportistas y la logística a buscar alternativas para no parar su actividad.

Así, la patronal del sector, UNO -que integran entre otros MRW, Seur, Fedex o DHL- ha comenzado los contactos con el Ayuntamiento de la capital, que dirige Manuela Carmena (Ahora Madrid) para estudiar un plan de logística urbano que permita mantener la actividad y reducir el impacto de emisiones.

Francisco Aranda, presidente de la organización empresarial, explica que han presentado “un estudio en profundidad de situación” a la concejalía de Movilidad, que dirige Inés Sabanés, a partir del cual se buscarán soluciones de “consenso” con el consistorio. “Antes de tomar decisiones drásticas había que estudiar la situación”, explica el directivo.

La intención de la patronal pasa por lograr que se establezca un código entre el Ayuntamiento y las empresas que permita no solo adaptarse a una reducción del impacto medioambiental sino a las exigencias del comercio electrónico. “Hay mucho pequeño comercio que está cada vez más volcado en la digitalización y precisa de nuevas herramientas para seguir adelante con su negocio”.

El documento que fue presentado al Ayuntamiento a comienzos de este mes, no incluye todavía las líneas en las que se basarían las posibles soluciones para conseguir que el sector fuera más eficiente y, por tanto, menos contaminante.

Entre las ideas que desliza Aranda destacan dos: tecnología y colaboración entre empresas. En cuanto a la primera, considera “fundamental” que se desarrollen herramientas que permitan un mejor uso de los medios que ya se tienen. “Igual no se necesitan más zonas de carga y descarga, sino gestionarlas mejor”, para lo que propone la utilización de apps.

También se incluye en este campo la utilización de nuevas tecnologías de movilidad, como el coche eléctrico. Sin embargo, Aranda reconoce que hay un problema, “ya que no hay oferta de coches medianos eléctricos que podamos utilizar. Tenemos que hablar con las automovilísticas”, señaló.

  • Colaboración entre empresas

En cuanto al trabajo conjunto entre empresas, Aranda llama a funcionar con la economía colaborativa, “pero no la que no paga impuestos”. Así, el directivo entiende que el sector está “concienciado” en que hay que reducir emisiones y en trabajar por herramientas de colaboración. “Siempre y cuando el empleado que entregue el paquete al cliente final lleve el logo de la empresa, que es lo que quieren las compañías”, aclara.

Algunas de las posibilidades para esta colaboración puede ser, según el directivo, compartir espacio en camiones para realizar algunos trayectos o la utilización de almacenes conjuntos. Explica que en algunas ciudades ya existen almacenes a en el exterior del centro de la urbe desde donde se reparte con bicicletas, o vehículos eléctricos. Sin embargo, huye de la comparación con otros modelos. “Cada ciudad tiene unas necesidades distintas”, asegura.

Por ahora, Aranda reconoce la “buena voluntad” del Ayuntamiento. “Tienen mucho espíritu de consenso y tienen intención de colaborar”, añade. “Es muy positivo lo que están haciendo”, concluye.

Normas
Entra en El País para participar