Breakingviews

Santander acaba con decoro

El banco espera un retorno del 20% de su operación con la gestora de activos

Ana Botín, presidenta del Banco Santander.
Ana Botín, presidenta del Banco Santander.

Santander ha obtenido un resultado digno de su frustrado plan para hacer crecer su unidad de gestión de activos. En vez de fusionar el negocio con Pioneer –la unidad de gestión de la italiana Unicredit–, un plan que se deshizo a principios de año, el banco español recomprará el 50% que no posee a los fondos de capital riesgo Warburg Pincus y General Atlantic, y luego separará una parte para venderla o lanzar una OPV. Si sale bien, un retorno del 20% es un buen plan B.

El acuerdo original tenía sentido en 2013, cuando Santander vendió a los fondos la participación que compra ahora. Pretendían hacer crecer el negocio en un sector que se consolida rápidamente y, más adelante, sacarlo a Bolsa. El acuerdo valoró la unidad en 2.000 millones, y generó una fuerte ganancia de capital para el banco tras la crisis. Las trabas regulatorias se interpusieron e impidieron que saliera adelante un plan para fusionar el negocio con Pioneer –con una valoración implícita de 5.300 millones. El dúo Pincus-Atlantic tenía la opción de revender su participación en 2018, pero parece que saldrán antes.

La plataforma de comercialización de fondos Allfunds tendría un valor de unos 2.000 millones de euros

Los inversores de Santander no deberían estar demasiado decepcionados. La unidad proporciona ingresos adicionales por comisiones en un momento en el que los márgenes de intereses netos se están contrayendo en España. También posee, junto al banco italiano Intesa Sanpaolo, la plataforma de comercialización de fondos Allfunds, que está creciendo muy rápidamente. Sus ganancias aumentaron casi un 50% en 2015, hasta los 69 millones. Su homóloga Hargreaves Lansdown cotiza a 32 veces su beneficio. Según eso, Allfunds valdría unos 2.000 millones.

Los acuerdos, si se cierran, recortarán 11 puntos básicos el ajustado core capital de Santander en 2017 y agregarán un 1% a las ganancias por acción para 2018. La rentabilidad del capital invertido sería de más del 20%. Tendrá cierto riesgo de ejecución, pero es una recuperación decorosa respecto a lo que llegó a parecer una derrota.

Normas