Automoción

La rentabilidad de las redes de coches se estancará este año

Los concesionarios logran subir su rentabilidad hasta un 1,7% sobre ventas en el primer semestre de 2016.

La previsión del sector es cerrar con un 1,3% de ganancias a final de año.

Concesionario de Mercedes
Concesionario de Mercedes

Los concesionarios de automóviles suben su rentabilidad en el primer semestre del año gracias a la aceleración de las reservas y las operaciones ante el fin del plan PIVE, que agotó su presupuesto el 31 de julio de 2016 y no tiene renovación a la vista.

A finales del segundo trimestre del año, el resultado final de las redes de ventas de coches en España alcanzó una media del 1,68% sobre la facturación total, “mejorando sustancialmente la rentabilidad lograda en el mismo periodo del año anterior”, que se situó en un 1,5%, según se desprende del Informe de Rentabilidad de las Redes de Concesionarios, realizado por la consultora Snap On para la asociación nacional de vendedores de coches y talleres Ganvam.

Los datos de Snap On difieren de las previsiones que maneja la federación española de concesionarios de coches Faconauto. La asociación presentó en diciembre unos datos de rentabilidad a cierre del año pasado del 1,3% sobre ventas, frente al 1,8% de beneficios registrado por Snap On.

Si bien la consultora no ofrece previsiones de cierre de año, la estimación de Faconauto apunta a que la rentabilidad se estancará en el mismo 1,3% del año pasado “por la falta de plan PIVE” y por la necesidad de muchos de los establecimientos de “mejorar sus procesos internos, las condiciones con las que trabajan con proveedores, como la financiación, o explotar nuevas áreas de negocio a su alcance”, apuntan desde Faconauto. “El mercado tendría que crecer mucho más a cierre de año para mejorar sensiblemente la rentabilidad pero esta plano”, destacan.

Pase lo que pase a cierre de año, los concesionarios habrían remontado en este segundo trimestre la caída de la rentabilidad registrada en los tres primeros meses del año. Este beneficio cayó hasta el 1% en el primer trimestre, una grave caída teniendo en cuenta que Snap On asegura que la rentabilidad sobre ventas al cierre del año pasado se colocó en el 1,8%.

“El resultado positivo del Plan PIVE, que ha levantado este dato del primer trimestre, ha tenido su principal efecto en el incremento del peso de la rentabilidad del área de ventas de vehículo nuevo y de ocasión”, señalan en el informe de Snap On.

La aportación de esta división a la ganancia final del establecimiento se situó en el 54% del total. Esta cifra es “la mayor que ha conseguido este departamento en toda la serie histórica desde finales de 2008 superando al trimestre anterior, cuando alcanzó el 52%”, destacan desde Snap On. Esta división representa el 82% de la facturación de los puntos de venta. “Este dato sigue siendo el de mayor peso porcentual de vehículo nuevo y de ocasión que se ha producido durante los últimos 7 años”, resaltaron.

La venta de recambios y accesorios ha reducido su peso en el beneficio, situándose en un 34% de aportación a la rentabilidad. En cuanto a facturación, esta actividad supone un 13%. El taller representa el 12% del beneficio.

Hyundai, la red más rentable

La red de la coreana Hyundai es la más rentable de España, con los últimos datos disponibles hasta julio de 2016. Los establecimientos de la enseña han obtenido, en los siete primeros meses del año, una rentabilidad del 2,5% sobre ventas. En este mismo periodo, entre enero y julio de 2016, las matriculaciones de la marca crecieron un 18,9%, hasta las 29.751 unidades, según las cifras de ventas de coches de julio facilitadas por las asociaciones españoles del sector Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios) y Ganvam (vendedores).
La marca Kia, también coreana, sigue a Hyundai en la clasificación, si bien sus datos disponibles solo están actualizados hasta marzo. Registraron un 2,1% de beneficio sobre ventas con unas matriculaciones en los tres primeros meses del año de 13.680 unidades, un 19% más que en el mismo trimestre del año anterior.
La marca más vendida hasta julio fue Opel, con 61.859 unidades en estos siete meses, un 22% más que hasta julio de 2016. La rentabilidad de su red en el mismo periodo fue del 1,4% sobre ventas, en línea con la media del sector.
La rentabilidad más baja la registró Seat, que solo tiene datos disponibles hasta abril de este año. En estos cuatro meses, los beneficios de su red ascendieron al 0,6% sobre ventas. Sus matriculaciones en ese periodo decrecieron un 12,1%, con 27.197 unidades entregadas hasta abril.

Normas
Entra en El País para participar