Valor a exámen

IAG se sobrepone al 'brexit'

Aviones de IAG en el aeropuerto de Heathrow (Londres)
Aviones de IAG en el aeropuerto de Heathrow (Londres)

IAG -grupo matriz de Iberia, British Airways, Air Lingus y Vueling- fue una de las compañías que más sufrió tras conocerse el resultado del referéndum británico a favor de la desconexión con la Unión Europea. La entidad llegó a emitir un profit warning donde reconocía que no podría mantener sus previsiones de crecimiento del beneficio. El brexit afectaba al grupo en varios aspectos: la devaluación de la libra ha hecho menguar una parte del beneficio del grupo, además de hacer descender las previsiones de viajes de Reino Unido hacia Europa. Además, la compañía se vería perjudicada por el anunciado deterioro de la economía británica que provocaría la consumación del brexit.

La aerolínea llegó a perder cerca de un 40% de su valor bursátil, pero con la presentación de los resultados del tercer trimestre ha conseguido despejar algunas dudas, y los analistas vuelven a confiar en el potencial del valor. "El mercado se esperaba un escenario mucho más negativo tras el 'brexit', pero ahora empezamos a ver que lo peor habría quedado ya atrás, y que la cotización de la compañía ha tocado suelo.", explica Óscar Anaya, analista de Carax-AlphaValue.

Las claves

Ajustes. La aerolínea ha conseguido poner en marcha un riguroso programa de recorte de gastos para hacer frente a la posible caída de la demanda de billetes de avión que podría provocar un deterioro en la economía de Reino Unido. Los analistas han aplaudido la mejora de la eficiencia del grupo.

Combustible. La caída en el precio del petróleo ha supuesto un balón de oxígeno para las cuentas de la compañía presidida por William Walsh. Entre enero y septiembre de 2016, IAG ha conseguido reducir los gastos en combustible en cerca de un 23%.

Menos inversión. Una de las palancas que está utilizando el grupo matriz de Iberia y de British Airways para tratar de cuadrar las cuentas de los próximos meses es con una reducción del ritmo inversor. La entidad había anunciado que invertiría 2.500 millones de euros al año para renovar flota y abrir nuevas rutas. Ahora, ese ritmo se reduce, y tan solo invertirá 1.700 millones por año.

Este experto recuerda que el impacto de la depreciación de la libra ha sido "significativo" con una caída de 162 millones de euros en el beneficio operativo en el tercer trimestre, y de 372 millones desde principios de año, lo que representa un 19,4% del beneficio operativo. "A no ser que el Gobierno británico opte por endurecer los términos de desconexión consideramos que lo peor de la depreciación de la libra ya ha pasado".

Una de las tablas de salvación a las que se ha podido agarrar la compañía dirigida por William Walsh es la caída del precio del petróleo, que le ha permitido reducir los gastos en combustible un 22,7%. Además, la depreciación de la moneda le ha permitido reducir en 300 millones de euros su deuda bruta durante el último trimestre.

El consenso del mercado es bastante optimista respecto a las perspectivas de las acciones de IAG. Dos de cada tres analistas que siguen el valor recomiendan aumentar posiciones, y solo el 6,5% apuesta por vender. Por término medio, los expertos consideran que los títulos de la aerolínea tienen un potencial de revalorización cercano al 20% durante los próximos 12 meses.

Desde Bankinter, destacan que el grupo ha sido capaz de contener el gasto para hacer frente a las caídas de ingresos. También recuerdan que la rentabilidad por dividendo de la compañía se situará en torno al 4,5% en el conjunto de 2016.

Respecto a los potenciales riesgos que presenta la inversión en IAG destacan la incertidumbre política que supone el proceso de negociación de la desconexión de Reino Unido, y su consecuente impacto sobre la valoración de la libra. Pese a ello, desde Bankinter consideran que "la gestión de la compañía ante escenarios adversos es muy positiva, principalmente en el control de costes y el ajuste de capacidad".

Otro de los temas que siempre ha penalizado la cotización de IAG es la valoración del plan de pensiones delos empleados de British Airways. En este punto, desde Renta 4 Banco destacan que la compañía ha logrado firmar un principio de acuerdo con los administradores del plan. Justo antes de la fusión de Iberia con British Airways, el déficit del plan de pensiones era de 3.200 millones de libras,pero las caídas de tipos han reducido estos compromisos a 2.800 millones de euros.

Desde el equipo de análisis de Ahorro Corporación señalan que los resultados trimestrales fueron "muy en línea con lo previsto" y consideran que es "muy positivo" que las previsiones del beneficio de las operaciones antes de gastos excepcionales no sufran una caída mayor, teniendo en cuenta la peor comparativa de la libra esterlina frente al euro en el cuarto trimestre del año.

Las últimas noticias sobre el papel que deberá jugar el Parlamento británico para activa el proceso de desconexión de Reino Unido respecto a la Unión Europea han permitido a la libra recuperar parte del valor perdido, lo que ha impulsado la cotización de la compañía.

Normas