Las demandas empresariales al nuevo Gobierno

Los fármacos innovadores marcan el paso a la ministra

La industria espera firmar un nuevo protocolo con Hacienda y Sanidad que mantenga la paz con el sector

Los fármacos innovadores marcan el paso a la ministra

Desde el año 2010 y hasta el pasado año, la industria farmacéutica sufrió tres recortes en los precios de los fármacos, reduciendo el tamaño del mercado farmacéutico en más de un 20%. La legislatura que acabó en 2015 fue especialmente conflictiva para las compañías, que sumaron a los recortes, los retrasos en los pagos de las comunidades –se llegó a más de 5.000 millones de deuda y meses de retrasos, y la barrera para la entrada de los nuevos medicamentos innovadores. Especialmente tensa fue la etapa en Sanidad de Ana Mato, donde el diálogo entre las empresas y el Gobierno fue prácticamente nulo. Hasta que llegó la paz mediante la firma de un protocolo de colaboración a finales de 2015.

La industria vio que desde el principio, Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, es quien marcaba las decisiones de gasto. Por eso, Farmaindustria selló el pasado noviembre con este departamento –y con Alfonso Alonso ya en Sanidad– el acuerdo de colaboración, un pacto que la nueva ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, debe tomar la decisión consensuada de prorrogarlo.

Llegó la paz pues el protocolo reguló el compromiso de la Administración a dar paso a los costosos fármacos innovadores, a la vez que la industria aceptaba que el crecimiento del mercado se limitara al mismo ritmo de aumento del PIB. En las próximas semanas, Montserrat tendrá que retomar la prórroga del acuerdo, en la que ya se trabaja, según fuentes de la industria. Además, tendrá encima de su mesa próximamente un plan de adherencia a los medicamentos, en elaboración por parte de Farmaindustria, y que puede servir para futuras propuestas de ahorro de cómo abordar los enfermos crónicos.

Fuentes empresariales señalan que las compañías también están a la espera de hasta qué punto la nueva ministra entrará en reformas –basadas en una evaluación de la sanidad ahora inexistente– y hasta qué punto se podrá despegar de la tutela de Montoro, ante el déficit sanitario en las comunidades.

Desde la patronal de genéricos Aeseg, por supuesto, aseguran que recordarán a Montserrat, diputada del PP por Barcelona, de la importancia industrial del sector, ya que de cada siete genéricos que se dispensan, siete están fabricados en España.

Además, Aeseg pedirá que se tomen nuevas medidas de fomento del genérico, ya que considera que desde hace meses la cuota de mercado se ha frenado en el 40%, frente al 60% en Europa. Y por último, solicitan una unidad de mercado en toda España.

Normas