Mercado inmobiliario

Lamela diseña la nueva joya de Colonial

La inmobiliaria levanta un edificio ‘prime’ en la Castellana

La compañía destina 165 millones a levantar tres edificios de oficinas, dos en Madrid y otro en Barcelona

Lamela diseña la nueva joya de Colonial

Colonial aprieta el acelerador para ampliar la oferta de nuevas oficinas que se adelante al ritmo de crecimiento de las empresas y la economía. La inmobiliaria catalana presentó ayer en Madrid el edificio que actualmente desarrolla en las cercanías de la Plaza de Castilla de Madrid, en el eje del Paseo de la Castellana. El inmueble, llamado Discovery Building, será la nueva joya de la empresa en Madrid, diseñada por Estudio Lamela, del arquitecto Carlos Lamela.

“No hay producto, edificios de calidad, en Madrid”, destaca Albert Alcober, director de negocio de Colonial. La estrategia de la compañía ha pasado en los últimos meses por desarrollar desde cero o rehabilitar inmuebles destinados al mercado de oficinas.

La inmobiliaria presidida por Juan José Brugera compró esta propiedad, en la calle Estébanez Calderón 3-5, a los fondos estadounidenses Värde Partners y Anchorage, que en principio proyectaban allí un residencial de lujo. Pagó 30 millones por estas oficinas y destina otros 13 millones a la obra, que comienza tras haber demolido el anterior inmueble.

Pero no es el único nuevo proyecto de oficinas de esta cotizada. La compañía destina en la actualidad 165 millones a levantar tres edificios: Discovery Building; otro en Príncipe de Vergara (45 millones) de Madrid; además de Parc Glories en Barcelona (77 millones). Pero también rehabilita otros edificios en las madrileñas calles de José Abascal, Santa Engracia y Serrano.

“Este proyecto comporta una gran novedad en el mercado de oficinas de Madrid. Es una nueva construcción en pleno centro de negocios, algo muy poco habitual y que lo convierte en un edificio único”, asegura Alcober.

Se suma al dinamismo de las socimis como Merlin, Hispania y Axiare, con proyectos de reforma de oficinas para el mercado prime. Pero no son los únicos. En el centro financiero de Azca, GMP rehabilita la antigua Torre del BBVA y la anterior sede de Saint Gobain. Además, Infinorsa también cambia la cara de Torre Europa.

El nuevo edificio de Colonial pretende convertirse en un referente arquitectónico. El diseño de Lamela plantea que los 10.458 metros cuadrados estén repartidos en plantas totalmente diáfanas, lo que permite un ratio de siete metros cuadrados por empleado, superior a la media habitual de diez metros cuadrados por trabajador. La idea es implementar en España la estrategia bautizada como Prime Factory desarrollada en varias propiedades de París, para poner en el mercado los mejores inmuebles.

La inmobiliaria prevé entregar el edificio de Lamela en julio de 2017. La labor comercial para encontrar uno o varios inquilinos corresponderá a las consultoras inmobiliarias JLL y CBRE.

Normas