Invertir en América Latina

Momento de grandes obras en Panamá y Costa Rica

Canal de Panamá
Vista desde el lado atlántico del Canal de Panamá. Reuters

Energías renovables e infraestructuras son los sectores con mayores oportunidades de inversión para las empresas españolas en Panamá y Costa Rica. Según Antonio Hernández, de KPMG, las mejores opciones en el primer país se dan en el ámbito de “las renovables, las infraestructuras, la logística, la industria marítima auxiliar, la construcción y el turismo”. Mientras que en Costa Rica urge “renovar y ampliar las infraestructuras públicas y atender a un sector energético en progresiva liberalización”.

Además, en este último territorio se prevé un crecimiento de la distribución comercial, “impulsada por el incremento del poder adquisitivo de la población”, así como del turismo, la construcción, las telecomunicaciones y los servicios”. José Piñeiro, de FTI Consulting, añade que la minería “también arroja oportunidades de negocio” en Panamá, y “la biotecnología y la farmacia” en Costa Rica.

Desde el ICEX recuerdan que el Gobierno panameño cuenta con “un ambicioso programa de inversiones públicas en infraestructuras de 20.000 millones de dólares para el periodo 2015-2019, equivalente al 50% del PIB”. Y aseguran que Costa Rica “tiene mucho que ofrecer, especialmente a las empresas españolas, segundas máximas inversoras en el país”.

Como explica el consejero económico y comercial de España en Panamá, Alberto Santamaría, hoy la presencia española en el país abarca un buen número de sectores, entre ellos “construcción, ingeniería, aviación comercial, editorial, telecomunicaciones, seguros, juego, agencias de noticias, energía, moda, gestión de hoteles, consultoría y comunicación”.

Cifras de ida y vuelta

Según los últimos datos publicados por la Secretaría de Estado de Comercio (SEC), los flujos de inversión bruta española en Panamá ascendieron a 61,5 millones de euros en 2015. “Nuestra inversión ha venido disminuyendo desde 2012, cuando alcanzó los 176 millones, aunque en 2015 aumentó un 28% respecto a 2014”, dice Santamaría. Los últimos datos de la Contraloría General de Panamá (2014) situaron la inversión directa española en 2.406 millones de dólares, ocupando el sexto lugar por detrás de EE UU, Colombia y Reino Unido.

Por su parte, los flujos de inversión bruta nacionales en Costa Rica alcanzaron su punto más alto en 2011 y 2012 (150 y 146 millones de euros, respectivamente) ligados, en gran medida, al inicio de operaciones de Movistar allí. Después estas cifras se redujeron a 37 millones en 2013 y 31 millones en 2014. Pero en 2015 casi se duplicó, hasta 60 millones.

Lelio Balarezo, de FTI en Panamá, apunta que en este país existen “incentivos por desarrollo de práctica logística y disponibilidad de zonas libres de comercio”. Y entre las empresas españolas presentes en ambos países destaca a Inditex, Telefónica, Gas Natural, Mapfre, FCC y Acciona.

Proyectos en marcha

Finalizados o adjudicados grandes proyectos como la ampliación del canal, o las líneas 1 y 2 del metro, el consejero Económico y Comercial de España en Panamá está convencido de que las próximas inversiones en el país se concentrarán “en el sector del agua y saneamiento, así como en infraestructuras de transporte y energía”.

“El cuarto puente sobre el canal de Panamá, la línea 3 del metro y el saneamiento de la bahía son los proyectos más destacados”, dice. Aunque en Costa Rica la previsión a medio plazo es menor, “próximamente se licitarán proyectos de infraestructuras”, zanja.

Normas