Telecomunicaciones

La familia Del Pino entra en MásMóvil: compra acciones y bonos

Sus sicavs compran acciones valoradas en 2,35 millones y bonos por 9,1 millones

La teleco emitió deuda por 30 millones de julio para financiar su avance en la banda ancha

La operadora prevé saltar del MAB a la Bolsa a lo largo del primer semestre de 2017

MásMóvil
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.

Nuevos inversores de relevancia han tomado posiciones en MásMóvil. En este caso, tres sicavs controladas por la familia Del Pino han tomado posiciones en el cuarto operador español de telecos, tanto a través de acciones como de bonos.

Así, las sociedades de inversión Allocation, Match Ten y Chart Inversiones han tomado una participación en MásMóvil con un valor de mercado conjunto de 2,35 millones de euros, según figura en el informe del tercer trimestre remitido a la CNMV. En el informe, las sicavs de la familia Del Pino señalan que acudieron a la colocación de acciones de MásMóvil, que tuvo lugar en julio.

Entonces, la teleco realizó una ampliación de capital por un importe de 160 millones de euros, destinada a financiar las adquisiciones de Yoigo y Pepephone, valoradas en 612 y 158 millones de euros, respectivamente. La colocación se hizo a un precio de 19,55 euros por título, lo que implica que, desde entonces, las acciones se han revalorizado un 34% hasta cerrar el pasado viernes en 26,18 euros. Este precio otorga a la operadora que dirige Meinrad Spenger, que actualmente cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), una capitalización bursátil de 522 millones de euros.

Además, las tres sicavs han adquirido bonos de la teleco, en este caso emitidos por la filial MásMóvil Broadband a principios de julio, por casi 9,1 millones de euros. Los informes de las sicavs indican que durante el tercer trimestre se realizó la compra del bono MásMóvil con un cupón anual del 5,75% “con el objetivo de aumentar la rentabilidad de la cartera de renta fija”.

MásMóvil Broadband emitió bonos senior simples no subordinados y garantizados a ocho años, con vencimiento 27 de julio de 2024 (cinco años de carencia de principal y amortización por tercios en los últimos tres años), por un importe de 30 millones de euros. En definitiva, buena parte de los bonos, que tienen un nominal de 100.000 euros, fueron adquiridos por las sicavs de la familia del Pino. El objetivo de MásMóvil era captar recursos para financiar el plan de expansión de sus redes de banda ancha, especialmente fibra óptica.

La entrada de la familia Del Pino viene a reforzar aún más el capital de MásMóvil. De hecho, en la actualidad, más de 20 gestoras de fondos de inversión y sicavs tienen posiciones en el accionariado de la operadora. Una cifra que previsiblemente va a ir creciendo en los próximos tiempos.

En términos generales, el primer accionista de MásMóvil es el gigante del capital riesgo Providence, con un 18% del capital, participación a la que accedió a través de la ampliación de capital y mediante la suscripción de un instrumento convertible. A continuación se sitúa la sociedad Onchena con un 17%; el fundador de la antigua Ibercom, José Eulalio Poza, con el 6,70%; Neo Sky 2002, controlada por Gala Capital, con el 5,90%; Aldebarán Riesgo con el 3,70%; Inveready Seed Capital con el 2,70%, EDM Gestión con el 2,41% y Santander con el 1,44%.

La operadora mantiene planes para dar el salto desde el MAB a la Bolsa. De hacerlo, será la primera empresa en recorrer ese camino. En la actualidad, su capitalización bursátil es superior al de cerca de 60 empresas que cotizan en el mercado continuo.

La teleco, que retrasó este paso al tener que afrontar las adquisiciones de Yoigo y Pepephone, prevé dar el salto a lo largo del primer semestre de 2017, una vez presentadas las cuentas consolidadas auditadas. MásMóvil negociará con la CNMV, que quiere conocer bien el nuevo perímetro de la operadora.

Normas