Debate de investidura

Mariano Rajoy, reelegido presidente gracias a la abstención de 68 socialistas

Fractura en el PSOE: 15 diputados votan no contra la orden de su dirección y Sánchez abandona su escaño

El presidente no nombrará a su Gobierno hasta el jueves. Y avisa: “No tendría sentido liquidar las reformas”

Diez meses después, Mariano Rajoy ya no es presidente en funciones. En la segunda y definitiva votación de su investidura en el Congreso de los Diputados, el candidato del PP ganó la reelección gracias a la abstención de una mayoría de diputados socialistas, pese a la fractura interna en esta fuerza de la oposición. 68 parlamentarios socialistas se abstuvieron como había pedido el comité federal; 15 se mantuvieron en el no desafiando a la dirección. Los apoyos de Rajoy fueron 170 (PP, Ciudadanos y Coalicion Canaria) y 111 diputados (todos los demás grupos) votaron en contra.

Tras la votación, Rajoy anunció que no desvelará los miembros de su nuevo Gobierno hasta el próximo jueves, de forma que tomarán posesión el viernes. Descartó así acelerar los trámites para formar su Gobierno de inmediato. En sus primeras palabras tras la votación, Rajoy dijo a los periodistas: "Somos conscientes de que muchos españoles lo han pasado mal, con fuerza, coraje y determinación se ha ido superando. Queda mucho por hacer y vamos a buscar acuerdos con todos. Voy a gobernar para todos los españoles, me hayan votado o no"

La última sesión del debate de investidura tuvo momentos broncos, ante los ataques a PP, Ciudadanos y PSOE de Podemos y ERC, si bien predominó un tono dialogante entre los tres partidos que permitieron la investidura.

En su discurso, Mariano Rajoy expresó, como el miércoles pasado, su intención de trabajar todos los días por la gobernabilidad, pero dejó claras sus líneas rojas: la unidad de España y la estabilidad presupuestaria. "Estos temas no son susceptibles a debate", anunció.

Asimismo, se mostró dispuesto a negociar modificaciones en su política económica que no la alteren en lo fundamental. "No puedo aceptar la demolición de lo construido. No haré el daño a los españoles de ir contra de la recuperación económica", afirmó. Eso sí, añadió, "estoy dispuesto a corregir lo que necesite corrección y a ceder en lo que sea razonable".

"No pido un cheque en blanco. El voto de investidura no es un descargo de responsabilidad, sino un compromiso", dijo en la tribuna el presidente.

El portavoz socialista, Antonio Hernando, replicó con este mensaje: "El PSOE contribuye a que España se desbloquea, pero señor Rajoy no cuenta con nuestra confianza". Hernando avanzó que no dejará los 100 días de cortesía al Gobierno y empezará a hacer oposición desde el lunes. Como primera medida, reclama al nuevo Gobierno que anule la LOMCE y no solo deje sin efectividad la reválidas como anunció el jueves.

Con respecto a Cataluña, Antonio Hernando reclamó que el Gobierno comience a dialogar ya. "El Partido Socialista hará una oposición firme y seria", prometió y, en referencia a Podemos, dijo que su oposición no será "de camisetas y abandono del escaño".

Precisamente Pablo Iglesias, de Podemos, pronunció uno de los discursos más duros. "A nadie más que ustedes les conviene que esto sea rápido e indoloro", ironizó. Iglesias dijo que Rajoy ha actuado como "convidado de piedra" ante una operación de "las élites" para que gobierne el PP. "Tarde o temprano le ganaremos las elecciones", afirmó. 

Desde Ciudadanos, Albert Rivera dijo que "ahora toca trabajar, porque ahora será el Parlamento quien marque la línea política de la investidura. Lo han votado los españoles dos veces". "Los españoles no pueden esperar más", añadió. Rivera no obvió los casos de corrupción en su partido como las tramas Gürtel o Púnica, y anunció la formación de comisiones de Investigación.

La mayor bronca de la sesión se produjo cuando intervino Gabriel Rufián, de ERC, en tono insultante contra el PSOE: "Nunca más vuelvan a decirse socialistas ni obreros, traidores es lo que son". "¿No les da vergüenza doblegarse a los designios de una cacique?", preguntó en referencia a Susana Díaz. Ante estas acusaciones, Antonio Hernando reclamó intervenir por alusiones, a lo que Rufián respondió: "A mi me daría vergüenza". El incidente provocó que los parlamentarios de PP, PSOE y Ciudadanos se pusiesen en pie para aplaudir al socialista. 

Para el diputado de PNV Aitor Esteban, Rajoy "ha sido incapaz de generar una mayoría absoluta suficiente por lo que si siguen con las mismas formulas, irán al fracaso. Su discurso ha estado trufado de 'no cederé'. Sería un error hacer funcionar un Gobierno como el de la última legislatura".

Francesc Homs, del Partido Demócrata Europeo de Cataluña, la antigua Convergencia, intervino en clave soberanista. "Que haya diálogo depende de usted, Rajoy. El futuro de Cataluña no lo decidirá usted, sino los catalanes".

Quiénes son los 15 diputados socialistas que desobedecieron la orden de abstención

EP

Estos son los diputados que han roto la disciplina de voto en la investidura de Rajoy, votando no en contra de la abstención ordenada por el comité federal:

- Meritxell Batet: colaboradora de Eduardo Madina en las primarias de 2014, fue la única a la que Pedro Sánchez repescó para su Ejecutiva Federal y en las elecciones de 2015 la colocó como 'número dos' del PSOE por Madrid. En los comicios de junio pasó a ser cabeza de lista del PSC por Barcelona y se incorporó a la dirección del Grupo Socialista. Ha votado 'no' a Rajoy atendiendo al Consell Nacional del PSC.

- Zaida Cantera: excomandante retirada tras denunciar acoso en el Ejército, fue fichada por Pedro Sánchez para su lista de Madrid para los comicios de 2015 y repitió en junio. De familia socialista, aunque no milita en el partido, propuso que sólo fuera la dirección parlamentaria quien aplicara la abstención, pero, al decidirse una posición global, ha optado por votar 'no'.

- Manuel Cruz Rodríguez: catedrático de Filosofía 'fichado' como independiente por el PSC para la lista por Barcelona y ahora portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Educación. Vota 'no' siguiendo el criterio del Consell Nacional del partido que lidera Miquel Iceta.

- Rocío de Frutos: Cabeza de lista por Ourense, considera que no se afilió al PSOE para dejar gobernar a la derecha y asume las sanciones que se decidan. Y también adelanta que si el partido la castiga con la expulsión se irá "sin armar ruido" porque no quiere causar problemas.

- Odón Elorza: el exalcalde de San Sebastián, que ya había roto la disciplina del Grupo Socialista en alguna ocasión anterior como con la abdicación de Juan Carlos I, argumenta que el partido debe atender la voz de la militancia que, según ha constatado en el PSE-EE, es contraria a permitir la reelección de Mariano Rajoy. Es uno de los que pidió sin éxito que se permitiera libertad de voto en conciencia o una abstención limitada.

- Lidia Guinart Moreno: diputada del PSC desde las elecciones de diciembre y antes teniente de alcalde del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet. Como miembro del PSC, ha seguido las directrices del partido que lidera Miquel Iceta. El sorteo ha querido que este sábado haya sido el primer 'no' del Grupo Socialista.

- Sofía Hernanz: diputada por Baleares desde 2011 y actualmente miembro de la dirección del Grupo Socialista. Se ha remitido siempre a lo que decidiera la organización territorial que lidera Francina Armengol, la única presidenta autonómica que mantiene el 'no' a Rajoy, aunque no había querido confirmar públicamente su voto antes de este sábado. Insistió hasta el último momento en pedir libertad de voto en conciencia o una abstención mínima.

- Marc Lamuà Estañol, diputado del PSC por Girona desde las elecciones de diciembre, ha seguido el 'no' a Rajoy acordado por su partido.

- María Luz Martínez Seijo, diputada por Palencia desde las elecciones del 20 de diciembre. Actualmente vicepresidenta primera de la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad y portavoz adjunta en la de Educación y Deporte, apoyó un manifiesto de mujeres socialistas de Castilla y León en contra de la abstención y defendió en la última semana el voto en conciencia.

- Mercè Perea Conillas: diputada del PSC por Barcelona y dirigente del partido en L'Hospitalet de Llobregat. Es portavoz del Grupo Socialista en la Comisión del Pacto de Toledo. Ha votado 'no' siguiendo la decisión del Consell Nacional del PSC.

- Pere Joan Pons, diputado por Baleares desde las elecciones de junio. Es el secretario de Programas del PSOE balear, una de las federaciones más activas en el rechazo a la investidura de Mariano Rajoy. Tras días manteniendo la duda, este jueves confirmó su 'no' por coherencia y para no revitalizar a Podemos.

- Margarita Robles: la magistrada, que estuvo en el Ministerio de Interior en la última etapa de Felipe González, volvió a la política en junio cuando fue 'fichada' como número dos de la lista de Pedro Sánchez por Madrid. Entiende que, por coherencia, debe votar 'no' a Rajoy y considera que el Comité Federal no le ha dado un motivo solvente para cambiar de criterio.

- Joan Ruiz i Carbonell: diputado desde 2008, en junio fue cabeza de lista del PSC por Tarragona y ahora es portavoz de la Comisión sobre políticas integrales de la Discapacidad en el Congreso.

- Susana Sumelzo: de la federación aragonesa, formó parte de la Ejecutiva Federal de Pedro Sánchez y considera que, por coherencia, debe seguir manteniendo el 'no' a Rajoy. En Aragón ya denunció que el partido trató de 'marginarla' por discrepar con el entorno del presidente Javier Lambán.

- José Zaragoza: histórico responsable de Organización del PSC con Pasqual Maragall y José Montilla y diputado en el Congreso desde 2011. Remitió su voto a lo que decidiera el PSC y ahora ha seguido su 'no' a Rajoy.

Normas