Resultados trimestrales

El resultado de IAG sube el 25,8% pese al frenazo de ingresos

Gana 1.484 millones, un 26% más, pese al deterioro de los ingresos por pasajero

Iberia ralentiza el crecimiento y Vueling se resiente por su crisis del mes de julio

IAG
Avión de Iberia. EFE

IAG, la sociedad resultante de la fusión Iberia-British, registró un beneficio neto de 1.484 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 25,8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.   

El beneficio operativo antes de partidas excepcionales se situó en 1.915 millones de euros hasta septiembre, con un crecimiento del 6,1%, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra de ingresos del holding de aerolíneas alcanzó los 17.272 millones de euros, lo que representa una mejora del 0,9% en comparación con los 17.119 millones de euros facturados hace un año. La facturación por pasaje crece un 0,4% gracias a la suma de la irlandesa Aer Lingus. Sin esta última, estos ingresos por venta de billetes caerían un 2,3% hasta septiembre.

IAG 1,66 -0,87%

IAG presenta mejoras en sus principales magnitudes pese a operar en un entorno de máxima complejidad para el sector. En lo que va de año se ha visto afectado por los atentados terroristas en Europa, el referéndum británico para la salida de la UE y la consiguiente devaluación de la libra, las huelgas de controladores aéreos principalmente en Francia y, en el caso de IAG, la crisis operativa sufrida por Vueling el pasado mes de julio. Además, tanto Iberia como British compiten en las rutas de larga distancia del Atlántico en un ambiente de creciente competencia ante el excedente de capacidad en el mercado.

Las firmas aéreas se están viendo beneficiadas por los bajos precios del combustible (los gastos de combustible han bajado un 18,7% para IAG), pero aún así han visto lastrado severamente los ingresos unitarios. Una situación a la que IAG se ha sobrepuesto elevando su capacidad para tratar de mantener ingresos. El grupo ha subido un 11,3% la oferta de asientos por kilómetro operado (4,1% si se excluye la incorporación de Aer Lingus al grupo) y ha conseguido mejorar en cuatro décimas el coeficiente de ocupación, hasta el 82,1% merced a un incremento del 11,8% en los pasajeros transportados por kilómetro operado. En términos absolutos IAG ha atendido a 77,5 millones de pasajeros en los primeros nueve meses, desde los 66,2 millones del mismo periodo de 2015. El número de despegues, de 544.711, encierra un alza del 10%.

Más aviones y empleados

La incorporación de Aer Lingus al grupo IAG ha engordado conseiderablemente tanto la flota como la plantilla del holding. El número de aviones en servicio pasa de 525 a 548, mientras que los equipos suben un 6% en efectivos, hasta los 63.690 empleados.

Por contra, el ingreso por pasaje por asiento y kilómetro operado cae un 9,8%, hasta los 6,78 euros. También bajan un 2,4% los costes unitarios, excluido el combustible, por asiento y kilómetro, hasta los 5,11 euros.

En la presentación depositada esta mañana en los registros de la CNMV se pone de manifiesto que las españolas Iberia y Vueling siguen creciendo, aunque a un ritmo más lento. También se destaca un aumento de la productividad del 3,5%, con mejoras en Britis, Iberia y Aer Lingus.

  • El pesado efecto de la libra

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, valora como “sólidos” los resultados en el tercer trimestre, con un beneficio de las operaciones de 1.205 millones de euros antes de partidas excepcionales. “Aunque el desempeño fue sólido, estos resultados se vieron afectados por un difícil entorno operativo con un impacto negativo de los tipos de cambio muy significativo de 162 millones de euros, debido principalmente a la debilidad de la libra esterlina y a las continuas interrupciones operativas provocadas por las huelgas de controladores aéreos”, ha señalado. En los nueve meses, la devaluación de la divisa británica ha restado 372 millones al beneficio de las operaciones del grupo. Sumando el impacto neto de todos los tipos de cambio en que operan sus aerolíneas, el beneficio de las operaciones se ha resentido en 168 millones entre enero y el cierre de septiembre.

Asimismo, ha recordado el pago, anunciado ayer jueves, de un dividendo a cuenta de 11 céntimos de euros por acción, lo que supone un incremento del 10% respecto al año anterior. “Al igual que en el ejercicio 2015, esperamos que el dividendo a cuenta sea aproximadamente la mitad del dividendo anual”, ha afirmado.

A los niveles actuales del precio del combustible y tipos de cambio, IAG espera obtener un beneficio de las operaciones de 2.500 millones de euros para el año completo y asegura no se ha producido ningún cambio significativo en las condiciones de mercado a corto plazo.

Normas
Entra en El País para participar