Acuerdo comercial

Bélgica desbloquea el CETA

La Comisión Europea confía en que se pueda rubricar el acuerdo con Canadá lo antes posible

Las autoridades belgas han alcanzado hoy un acuerdo interno que permitirá desbloquear el acuerdo comercial entre la UE y Canadá, vetado por la región belga de Valonia. La firma del acuerdo estaba prevista para hoy en Bruselas, en una cumbre UE-Canadá que ha tenido que ser cancelada. La Comisión Europea confía en que la solución del conflicto en Bélgica permita concluir las negociaciones y rubricar el acuerdo con Canadá lo antes posible.

El Parlamento de Valonia, la región francófona del sur de Bélgica, se resistía a autorizar al gobierno belga a firmar el acuerdo comercial por considerar que ponía en peligro la agricultura, la soberanía de los gobiernos para legislar, y los estándares sociales y medioambientales europeos. En las últimas horas, se ha ofrecido a Valonia garantías de que el Tratado no infringirá el derecho europeo a legislar. Los términos de la oferta deben ser ahora revisados por los 27 países restantes de la UE y por Canadá. El texto también debe pasar por el Parlamento de Valonia. Si todas las partes dan su visto bueno, como Bruselas considera probable, el Tratado comercial con Canadá podrá firmarse y entrar en vigor.

La entrada en vigor, en todo caso, será provisional, porque el Tratado aún debe ser ratificado por los parlamentos de los 28 países de la UE, lo que daría a Valonia una nueva oportunidad de expresar su veto si considera que los compromisos pactados hoy no se han respetado o no son suficientes. Además, el Tratado sólo podrá ponerse en marcha de manera parcial porque el Tribunal Constitucional alemán ha vetado la aplicación de los capítulos más sensibles, como los de inversión o de los de arbitraje en caso de conflicto con alguna empresa. Los magistrados alemanes tardarán meses o años en dar su veredicto definitivo.

La CE insiste en que el Acuerdo con Canadá es "el más ambicioso y transparente" negociado hasta ahora. El texto se perfila como prototipo del acuerdo con EE UU, el polémico TTIP. En principio, ambos acuerdos debían ser firmados únicamente por la UE (previa aprobación del Consejo y autorización del Parlamento Europeo) y los gobiernos de Canadá o EE UU. Pero Alemania exigió el pasado mes de junio que el Tratado de Canadá fuese considerado como mixto, es decir, competencia compartida de la UE y los Estados. Ese tratamiento obliga a un proceso de ratificación nacional, que ha dado voz y voto a todos los parlamentos nacionales o regionales con competencias en materia de política comercial.

Normas